Estudian modificaciones en la ley de semillas

En el marco de la Jornada Nacional “Biotecnología Agraria y Desarrollo Nacional”, organizada por la Federación Agraria Argentina (FAA) el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, junto al titular de FAA, Eduardo Buzzi, y el presidente de la Cámara Argentina de Semilleros Multiplicadores, Ingeniero Agrónomo Raúl Pagnoni, realizó la apertura del evento.

En este contexto, el titular de la cartera agropecuaria destacó que debe modificarse ya que la misma data del año 1973, en un escenario productivo donde no existían los eventos genéticos biotecnológicos que “no estaban presentes estos eventos en la agenda de esa década, y que a la luz de una fenomenal revolución en materia de biotecnología a nivel mundial, debemos pensar como avanzamos y cómo será el desarrollo futuro de la biotecnología en Argentina. Hay que tener en cuenta que cuando decimos biotecnología, hablamos de intereses muy concretos”.

El ministro Domínguez consideró valioso que en la Comisión Nacional de Semillas, donde están involucrados todos los sectores de esta cadena, “esté avanzando en el tema diferentes definiciones como: variedad, obtentor, derecho y título del obtentor, y variedades esencialmente derivadas.”

En materia de semillas y comercialización, el ministro destacó la importancia del control que se pueda ejercer en apartados como investigación y desarrollo científico. A la hora de definir el rol de la biotecnología, el ministro Domínguez aseguró que debe ser un instrumento de desarrollo. “Estamos trabajando en un modelo de desarrollo, que debe contemplar una adecuada ley de semillas y de arrendamiento”, afirmó.

Dentro de este escenario, un aspecto que no debe descuidarse es la definición del agricultor, y en este apartado cobra dimensión el debate sobre una nueva Ley de Arrendamiento: “Tenemos que definir cuál es el sujeto agrario que queremos proteger desde el Estado, y seguiremos promoviendo el debate y la discusión. Compartimos que tiene que haber un crecimiento de la agricultura con más agricultores, han ingresado más actores que han cambiado la matriz del negocio”.

Con relación a este punto, destacó la figura de la cooperativa, de fuerte arraigo en las economías de las localidades del interior productivo argentino, y agregó que “tienen un rol clave en esta Argentina, y tienen que ser un aliado estratégico del Estado. El Estado está promoviendo el accionar de los pequeños y medianos productores, que ayuden a la contención y protección de los mismos”.

Con respecto al rol de Argentina en las próximas décadas, Domínguez sostuvo que “el mundo reclamará que América Latina sea un proveedor de alimentos, y junto a Brasil trabajamos para consolidar una presencia común en los nuevos mercados internacionales, como India, China, Rusia y el norte de África”.

En estos países, la tierra es un bien cada vez más valorizado y de más difícil acceso. Para el futuro, el ministro manifestó que “tiene que haber una ley que defienda el derecho de que la tierra argentina quede en manos de los argentinos, es uno de nuestros principales activos y será muy demandado en el futuro. Debe contar con un marco normativo que proteja la titularidad de nuestras tierras”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *