Andrade: Satisfacción por construcción de viviendas rurales

La vasta colonia de la localidad de Olegario Víctor Andrade, reconocida por la cantidad de feriantes que “llenan” con sus productos las ferias de Villa Cabello, Santa Rita y Villa Urquiza, sumó una nueva característica a su relieve de amplias huertas y variedad de cultivos frutihortícolas: Las viviendas rurales que se construyen a través del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional en sus chacras y sobre las que la mayoría de los beneficiarios (palabras más, palabras menos) coinciden en que les “devolvieron las ganas de vivir en el campo”.

El Programa de Viviendas Rurales que se ejecuta bajo la modalidad que el Gobierno dio en llamar “esfuerzo compartido” por la participación conjunta en la construcción de cada casa del IPRODHA, el Municipio y el propio beneficiario, en la comuna de Andrade tuvo fuerte repercusión, hoy son ya 30 las familias alcanzadas por este plan.

El grupo de 30 beneficiarios se distribuye en nueve viviendas que fueron entregadas oficialmente el pasado año con la presencia del Gobernador, Maurice Closs. Otra tanda de once –repartida en Andrade II seis viviendas y Andrade III cinco viviendas) fue concluida esta semana y el Instituto ha remitido el informe para la puesta en la agenda de Actos de Gobierno, a fines de  realizase la entrega formal de llaves

En tanto que, las restantes 10 unidades habitacionales ya cuenta con la aprobación de la documentación y “comenzarán a ejecutarse el venidero mes de septiembre”, de acuerdo a lo adelantado por el director de la Unidad de Gestión de Viviendas Rurales del IPRODHA, Roberto Filippa.

Carlos Enrique Homeñuk y María Inés Karaputney de Picada Galiciana son beneficiarios de una de las nueve viviendas rurales entregadas a mediados del año pasado en Andrade. Sus testimonios transcriptos reflejan el espíritu del lugar:

“Yo soy Carlos Enrique Omeñuck, vivo acá ya 27 años y me casé en el año 83, tengo dos hijas estudiando, mi señora es Maria Inés y antiguamente me dedicaba a plantar tabaco, me dedique muchos años a eso, y ahora me dedico a elaborar carbón, citrus y todo lo que sea verdura de la chacra y llevar a las ferias de Posadas.

El tema de las viviendas rurales hace muchos años que salió acá en Andrade y costaba, ahora con este Gobierno es muy fácil, ayudó demasiado a la gente. Tenemos un intendente muy bueno y conseguimos mediante el IPRODHA, porque si no hubiera sido por IPRODHA no se iba hacer y la verdad que con esta casa nos devolvieron las ganas de vivir en la chacra.

Antes nosotros vivíamos en una casa de ladrillo asentada sobre barro de casi 80 años de antigüedad, ya era un rancho.

Siempre hablábamos de construir unas paredes mejores, de material, pero no nos largábamos porque no alcanzaba con lo que sacamos de nuestra producción, con ello se vive, pero para construir ya no.

Gracias a Dios llegó este programa y hoy tenemos esta casa que para nosotros es de lujo, ni se puede comparar con la de antes. A esta altura y con los hijos ya grandes, para nosotros es como una bendición tener este ‘chalet´ en medio de nuestra chacra, un orgullo”

“Soy Maria Ines Caraputney, hace 27 años estoy casada con Carlos Enrique Homeñuk. Me casé con 18 años y tengo dos hijas, ya estudiando en la facultad. No es fácil la vida, hacemos carbón, plantamos de todo, tenemos vacas, ordeñamos y gracias a la casa que tenemos da ganas de vivir en la chacra, porque si no es muy sacrificado y no hay recompensa.

Nuestro día comienza a las cinco de la mañana, ahí tomamos mate hasta las seis y de ahí vamos a ordeñar las vacas, dar de comer a los animales, plantar mandioca o lo que corresponda según la época, cosechar la fruta, cuidar las verduras, hacer el carbón.

En la casa nueva por lo menos podes bañarte como la gente con baño instalado, es mucho mas cómodo, la casa vieja es muy antigua, no es fácil hacer una casa y más teniendo los hijos que uno quiere que estudien, no podes hacer y gracias al gobierno y a IPRODHA se pudo hacer”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *