Apuntan a frenar el uso industrial de madera nativa

El subsecretario de Desarrollo Forestal, ingeniero Juan Gauto dijo que se trata de un bien escaso, porque además se está usando leña de bosque nativo para secanza de té o yerba y para la elaboración de carbón, por lo que se ha planteado el proyecto de ley que ya tiene estado parlamentario y es complementario de la de Ordenamiento de Bosques sancionada recientemente.

Indicó que además la iniciativa apunta a “un necesario cambio cultural” para advertir que el año 2015 está fijado como tope para el uso de bosques nativos, añadiendo que podrá apelarse para la elaboración de leña a la plantación de determinadas especies –como el eucalipto-, en tanto hay proyectos en ejecución destinados a la generación de energías alternativas.

Proyecto de Ley

Las comisiones de Desarrollo Forestal y de Presupuesto iniciaron ayer el tratamiento del proyecto de ley presentado por los diputados Mirta Hendrie y Carlos Rovira, mediante el cual proponen que se prohiba, a partir del 1 de enero del 2015, la producción, comercialización y consumo industrial de leña proveniente de bosques naturales. Pretenden reemplazar que este recurso sea reemplazado por el proveniente de bosques cultivados y residuos biomásicos de la forestoindustria.

La iniciativa busca el mejorar la eficiencia energética en los procesos de uso y manejo de leña renovable en las agroindustrias; y sustituir la producción, comercialización y consumo industrial de leña y de carbón vegetal originados en bosques naturales, por leña de bosques cultivados, subproductos y residuos biomásicos de la forestoindusria.

Pretende disminuir el impacto ambiental en las industrias de transformación física de la madera, como la polución del aire por humo y partículas en suspensión, y los gases de efecto invernadero. Asimismo apunta a mejorar la calidad de vida y sustentabilidad de pequeños leñateros y carboneros.

Para lograr estos objetivos se propone prohibir, a partir del 1 de enero del 2015, la producción, comercialización y consumo industrial de leña y de carbón vegetal, originados en bosques naturales. Asimismo, prohibir a partir del 1 de enero de 2012 la quema y disposición final a cielo abierto de aserrín, viruta, costaneros y otros residuos biomásicos de la forestoindustria.

De sancionarse el proyecto, se crearía el programa Leña Renovable, con la finalidad de promover y regular el establecimiento y manejo de bosques cultivados productores de leña y el aprovechamiento de biomasa remanente. El programa contendría la provisión subsidiada de insumos para el establecimiento de los «bosques cultivados energéticos» y aportes económicos subsidiados para el desarrollo de emprendimientos que aprovechen la biomasa remanente en bosques cultivados.

También se contempla la creación de un Programa Energético Provincial para la promoción de la producción y acondicionamiento de subproductos biomásicos energéticos de micro y pequeñas industrias de transformación física de la madera. Este programa contendría créditos blandos y subsidios para la adquisición de máquinas trituradoras y otras tecnologías para la obtención de subproducto biomásico energético y acondicionamiento de la infraestructura para su almacenamiento, transporte y consumo.

Asimismo, se prevé la creación del Programa Leñatero Carbonero para contribuir a la conclusión social, apoyo y conversión de familias leñateras y carboneras de micro y pequeña escala; y el Programa de Eficiencia Energética de las Agroindustrias, que consistirá en créditos blandos y subsidios para la innovación de los procesos de gestión de la energía del secado.

La iniciativa propone como autoridad de aplicación a la Subsecretaría de Desarrollo Forestal del Ministerio del Agro y la Producción, ámbito en el cual se crearía un Registro de Demandantes Agro y Foresto Industriales de Recursos Dendeoenergéticos, de Acopiadores de Leña y Productores de Carbón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *