Moreno dejó insatisfechos a los yerbateros y se acerca el laudo

La respuesta de la Nación al pedido de los yerbateros por un incremento en los precios del producto elaborado llegó ayer: la secretaría de Comercio Interior comunicó a la molinería que autorizará una suba de 14 por ciento a partir de 2011. Desde el sector tomaron con desazón la noticia ya que el incremento es menor al que habían planteado y llegará más tarde de lo que pretendían. Se aleja la posibilidad de llegar a un acuerdo en el marco de la concertación de precios que lleva adelante el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym), en el marco de la cual se volverán a reunir mañana los representantes de los diferentes eslabones de esta cadena productiva.
La respuesta del organismo que conduce el inefable Guillermo Moreno, se conoció ayer a partir de una comunicación enviada a los molinos con los que tiene acuerdos de precios vigentes. La información fue confirmada por varios de los directores del Inym, pero tanto su presidente, Luis Prietto, como el representante de Misiones, Ricardo Maciel, se excusaron de opinar porque hasta ahora no habían recibido la comunicación oficial correspondiente.
Uno de los que confirmó la información fue el representante de la cooperativas, Raúl Karaben, quien estimó que ante la respuesta poco favorable a las pretensiones de la industria, será muy difícil llegar a un acuerdo de precios en la mesa del Inym.

Concertación complicada
De su lado, el representante por los secaderos, Sergio Delapierre, cuestionó duramente la decisión adoptada por Comercio. “Hay una contradicción muy grande, por un lado la Nación permite aumentos salariales y no hace nada para frenar la inflación y por otro lado nos pone un corsé a los yerbateros. Desde 2002 hasta la actualidad, solo pudimos subir un 220 por ciento los precios de la yerba en góndola, cuando la mayoría de los demás productos de la canasta básica se han incrementado un 500 por ciento sus precios. Nos toman de giles, quieren que la yerba sea el pato de la boda, que sea un producto barato en detrimento de toda la cadena productiva”, dijo indignado.
Indicó que desde el sector que representa continuarán pidiendo un incremento en los precios de la materia prima. “No tenemos ninguna alternativa, en la sesión anterior habíamos resignado más 30 centavos para llegar a un acuerdo, pero ahora no podemos aguantar más, porque enfrentamos incrementos en todos nuestros costos. Vamos a seguir negociando, necesitamos 90 centavos de costo de secansa, estamos dispuestos a bajar esa cifra, pero no podemos ir por debajo de los 75 centavos para producir un kilo de canchada”, anticipó.

“Moreno no es el único culpable”

Sergio Delapierre reconoció empero que Moreno y sus acuerdos de precios, no son los únicos culpables del virtual congelamiento de los valores de la yerba mate elaborada, si no que también hay una fuerte responsabilidad de las empresas. «Hay una  fuerte competencia entre los grandes molinos por ganar mercado a fuerza de precios bajos, sólo de esa manera se puede entender que los controles de Moreno sean tan efectivos. Si estudiamos lo ocurrido con otros productos básicos, vemos que cuando tuvieron que aumentar sus precios, lo hicieron sin preguntarle a Moreno, el caso más notorio es el de la carne», indicó
Advirtió además que, más allá de lo que resuelva Comercio Interior, el sector tiene herramientas válidas para presionar los precios  hacia arriba. «Una solución podría ser retirar yerba de la oferta a través del Mercado Consignatario, porque si empieza a faltar materia prima en el mercado, los molinos van a tener que pagar más y no va a haber Moreno que pueda frenar nuevos incrementos en los precios en las góndolas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *