En Bonpland comenzó la construcción de las casas “Retorno a la Chacra”

Se trata de un proyecto conjunto entre la Asociación Jardín de los Niños y el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (IPRODHA), mentando con la finalidad de facilitar la vuelta al campo y la recuperación de su digno sistema de subsistencia a aquellas familias de colonos que migraron a las urbes en la década del 90.

El puntapié inicial para la ejecución de cinco viviendas en un predio rural donado por la Asociación Jardín de los Niños en la colonia de la localidad de Bonpland fue dado este miércoles, con la firma de las documentaciones por parte de los futuros beneficiarios, el presidente del IPRODHA, Santiago Ros, el titular de la Asociación Jardín de los Niños, Emilio Marchi y la intendenta local, Florita del Carmen Erslfeld.

El informal encuentro entre las familias beneficiarias y los responsables del plan se llevó a cabo en el marco de una jornada lluviosa, en la galería de una de las casas provisorias (cubiertas por Plan Techo y cerramiento de madera) que se levantó en el sitio donde se construirán las nuevas viviendas (a un km y medio de la urbe) a través de la Unidad de Gestión de Vivienda Rural que encabeza Roberto Filippa.

La partida de cinco casas son la primera etapa de un convenio que se firmara el año pasado por un total de 10 unidades habitacionales entre la entidad que encabeza Marchi y Ros.

La fuerte lluvia que caía no fue impedimento para que la totalidad de las familias –inclusive, en algunos casos con sus pequeños hijos- llegaran al lugar para regularizar los papeles y ser parte del inicio de los trabajos, que se realizarán en “comunidad”.

Marchi junto a su equipo técnico (trabajadores sociales, psicólogos) de la Asociación Jardín de los Niños planificaron la reinserción en el campo en comunidad, desde la construir cada casa en forma comunitaria, a la producción de huertas y cultivos que será su medio de subsistencia y la fuente de ingresos para abonar las cuotas de las viviendas.

“Las casas estarán un periodo de 18 meses en posesión de la Asociación y recién ahí se les pasará administrativamente a los adjudicatarios. Esto es por que en ese periodo se pretende lograr la adaptabilidad de las familias al lugar y sobre todo a la convivencia entre los vecinos y el trabajo grupal” adelantó Emilio Marchi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *