Opinan que Argentina va a incrementar la producción de alimentos en los próximos años

El secretario de Agricultura de la Nación, Lorenzo Basso, afirmó hoy que la producción de alimentos crecerá con fuerza en Argentina durante los próximos años y que el sector cárnico cuenta con la tecnología necesaria para mejorar la eficiencia e incrementar su stock.

Al inaugurar esta mañana del Congreso Mundial de Carne, el secretario sostuvo que «Argentina va a incrementar la producción de alimentos en los próximos años, y si se mantiene el consumo de carne en 55 kilos (per cápita anual) vamos a incrementar los saldos exportables».

Basso apunto que, «el problema no es sólo tener más vientres, sino tener más eficiencia, tenemos que tener 100 vientres y producir 95 terneros; la tecnología está y sólo hay que aplicarla; creo que vamos a tener un potencial muy importante, con muchas menos hectáreas de las que teníamos hace unos años».

El funcionario adelantó además que se lanzará una ampliación de 100 millones de pesos en la línea de créditos del plan de ganados y carnes. «Es un plan que hemos ofrecido en 600 millones de pesos (400 el Banco Nación y 200 el Banco Provincia) y prácticamente se agotó; ahora se van a ofrecer otros 100 millones más desde el Banco Provincia», explicó.

En ese sentido, remarcó que «el crédito no es para comprar vientres, el dinero se tiene que destinar para inversión en pasturas, en equipamiento, en tecnologías de inseminación y genética. Todas esas tecnologías que van a provocar el impacto de incrementar la productividad en nuestro rodeo».

El funcionario dijo que la Argentina tuvo «una reducción del stock de unos 8 millones, hoy estamos en 48,5 contra unos 56 que teníamos hace 2 o 3 años» y aclaró que «si uno analiza los ciclos de la ganadería en la Argentina ha habido repetidamente este stock».

No obstante, aclaró que «la disminución de stock ha permitido una recomposición de precios muy fuerte, hoy es el precio internacional más elevado que ha tenido la carne, no existe un registro de un precio como el que tenemos hoy».

Además sostuvo que «Eso nos tiene que permitir dos cosas: una es la recomposición de parte del stock de vientres, algunos vientres hay que incorporar en algunas zonas, pero sobre todo nos plantea un desafío que es producir con más eficiencia», señaló.

Consideró que «la recomposición puede llevar por lo menos 5 años» e insistió: «No tiene que venir de la mano de incorporar más vientres; el espacio para poner más vientres cada vez es menor, hay 13,5 millones de hectáreas que estaban en la ganadería y pasaron a la agricultura».

Por otra parte, se refirió a «los altos precios» de la carne en el mercado interno y aseguró que «la importación es una falacia absoluta» porque «el consumidor orienta su dieta hacia otros reemplazos».

Para finalizar el secretario de agricultura de la cartera Agropecuaria dijo que la caída del consumo interno de carne, que pasó de 73 kilos por cápita en 2009 a 55 este año, «no es nada malo» porque permite «tener más saldo exportable, por un tema de salud y para permitir que otras cadenas de valor como la carne de cerdo se puedan expandir en Argentina».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *