Apuestan a pasturas, cereales y árboles para recuperar suelos

Yerbateros locales destacaron la importancia de la conservación y recuperación de suelos para optimizar los rindes tanto de yerbales productivos como añejos. En busca de devolver al suelo sus nutrientes apuestan a la implantación de pasturas (Raigrás), cereales (avena) y árboles (Kiri), entre otras técnicas. Menos tareas mecánicas en yerbales, bajar el uso de herbicidas y aportar materias orgánicas a las chacras, son otras de las formas de ganarle a la degradación.
“En todo el yerbal, unas 20 hectáreas, implantamos hace cinco años avena y Raigrás que en suelos menos degradados (5 has) ayuda a la conservación. Mientras que en yerbales menos productivos (10 has) estamos en -principio- forestando con kiri”, sostuvo ayer Maximiliano Cunale, un yerbatero de Jardín América. Fue durante las Jornadas tecnológicas de la Yerba Mate realizadas en el Club Argentino Ucraniano en el marco de la 32ª Edicion de la Fiesta Nacional de la Yerba Mate.
Respecto de otras técnicas, “también se trata de evitar o bajar el uso de herbicida al máximo, usar menos maquinarias que dañen el suelo, tratar de eliminar la rastra, arar muy poco y cada dos años subsolar lineo por medio”, explicó Cunale.
Takao Morimitsu -otro productor de Jardín América- incursiona con el raigrás  y la avena en unas 37 has de yerbales  hace tres años. “Además de mejorar y mantener el suelo ayudan a disminuir las malezas. Dentro de unos cinco años vamos a contar con una buena cantidad de materia verde”, indicó.
En cuanto a la forestación de yerbales, “es a baja densidad, cien plantas de kiri por ha. Por lo que no afecta tanto el tema de la sombra. En la zona ya hay experiencia de productores que le funciona muy bien, ya que el yerbal no baja su rendimiento”, explicó Cunale. “Es para buscar una alternativa más en esa tierra empobrecida. También se trata de incorporar al suelo materia orgánica.  Así, se juntan del mismo secadero los palos que se usan para leña, cáscaras y palos podridos para distribuir en la chacra”.
Se busca “recuperar el suelo en una meta de 7 a 10 años plantando kiri y manteniendo la yerba. El yerbal menos productivo rinde hoy 2500 kilos por ha, esperamos que dentro del plazo fijado produzca mil kilos más. Es decir, una recuperación mayor al 100%”, concluyó.

Algunos temas abordados

Durante la Jornadas Tecnológicas de la Yerba Mate se desarrollaron temas de la producción, innovación tecnológica, modo de mantener la rentabilidad y también soluciones de problemas y cuidados de los recursos naturales. Se destacaron:

  • Productores Andresito, San Pedro, Jardín América y Colonia Unión (Corrientes) compartieron su experiencia respecto del manejo de yerbales, conservación de suelos y organización asociativa.
  • Fertirriego en yerba mate. Se expusieron los resultados de dos años de ensayos del sistema de riego por goteo en Montecarlo.
  • Proyectos Inym-Prasy: Gasificador o Reactor de aserrín para el Sapecado de la Yerba Mate Cooperativa de Productores y Elaboradores de Té de Guaraní Ltda (Copetegla).
  • Máquina tarefeadora múltiple de yerba mate nDeterminación de porcentaje de palo en yerba mate canchada por sistema de escaneo
  • Máquina tarefeadora múltiple y determinación de porcentaje de palo en yerba mate canchada con sistema de escaneo.
  • Arborización de especies nativas en yerbales nAsociativismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *