Volvió a subir la carne y ya cuesta el doble que en 2009

En lo que va de octubre hubo un aumento de alrededor de 12 por ciento en carnicerías. Atribuyen la variación a la reducción de la oferta de ganado en el país. Estiman que a fin de año el kilo de asado de primera calidad rondará los 50 pesos.Los efectos de la fuerte suba que registraron los precios de la hacienda en el mercado de Liniers en las últimas semanas ya se hicieron sentir en las carnicerías y las góndolas de supermercados de Posadas, donde un kilo de carne de primera no se consigue por menos de 35 pesos. En lo que va de octubre, los valores de venta al público acumularon una suba de alrededor de 12 por ciento. Comerciantes locales advirtieron que todavía no se trasladó al consumidor final la totalidad del incremento del kilo vivo, que en un mes varió 27 por ciento. Estimaron que la tendencia seguirá al menos hasta fin de año, para cuando pronostican que el kilo de asado valdrá alrededor de 50 pesos. El consumo cayó entre 25 y 30 por ciento respecto al año pasado y temen por la continuidad de fuentes laborales.
Desde propietarios de grandes abastos hasta dueños de pequeñas carnicerías no dudan en atribuir los incrementos de precios a la reducción de las existencias ganaderas nacionales, que según el Senasa cayeron 15 por ciento en los últimos dos años.
La retracción de la oferta en los grandes mercados de hacienda impulsó los precios del ganado en pie y los aumentos se trasladaron rápidamente a las góndolas.
Solo en los últimos 30 días, el valor del kilo vivo en Liniers aumentó  27 por ciento y llegó a 8,40 pesos en promedio para novillos.
La variación no tardó en trasladarse a Misiones, donde las carnicerías ya remarcaron, en promedio, alrededor de 12 por ciento el precio de todos los cortes en las últimas semanas. A causa de ello, un kilo de pulpa de buena calidad no se consigue en Posadas por menos de 35 pesos y uno de lomo de ternera, por menos de 50 pesos. Respecto al año pasado, el incremento acumulado es de más de 100 por ciento.
Gabriel Vidal, propietario del abasto El Triunfo, consideró que la falta de hacienda continuará impulsando los precios y pronosticó que el kilo de asado se ubicará alrededor de los 50 pesos para fin de año.
Carniceros aseguraron que el kilo de media res aumentó de 12 a casi 20 pesos  desde febrero último.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *