“La reactivación de la madera dependerá del mercado interno”

El presidente de Cambridge Forest Products Associates (CFPA), Bernard Fuller, advierte que la crisis de mercado forestal se profundizará en 2011, con una lenta recuperación al 2014. “América Latina deberá fortalecer el mercado interno”, dijo.

Especialistas internacionales pronosticaron una desaceleración de la economía global que se profundizará nuevamente entre el 2011 al 2014, para sí recuperarse de una manera «estable» a partir de esa fecha en adelante.
Esta recesión de los mercados es una consecuencia de la crisis inmobiliaria de Estados Unidos que no termina de recuperarse, afectando la construcción de viviendas y provocando una reducción del consumo de madera en norteamérica y Europa, impactando fuertemente en el mercado de la madera.
Las perspectivas a corto plazo no son muy alentadoras, según advirtió el presidente de Cambridge Forest Products Associates (CFPA), Bernard Fuller, promotor de la Conferencia Latina realizada semanas atrás en Sao Paulo, Brasil. «El sector forestal de América Latina no debe considerar los mercados de EE.UU. y Europa para su reactivación. Por lo menos en los próximos años. Los países en desarrollo deberán fortalecer el mercado interno», recomendó Fuller, quien tiene una trayectoria de más de 30 años en la industria de productos forestales, con especialización en análisis económicos y previsiones de mercado de productos de madera en América del Norte, China, Europa y América del Sur.

Nuevos paradigmas
El economista se refirió al escenario actual del mercado global de productos de madera, que consideró recibieron un fuerte golpe por la gran recesión mundial, tal vez más que el sector de la celulosa y papel.
Este año, dijo que se registraron altos niveles de confianza para la recuperación de la demanda en los mercados internos en países en desarrollo de Asia y América Latina, pero deprimidos los mercados en el mundo desarrollado en América del Norte, Europa y Japón. «Es poco probable que este escenario cambie, ya sea en el corto plazo o mediano plazo», explicó.
El problema de la demanda mundial total es que el crecimiento más rápido, por lo general, es en los mercados más pequeños. «Esto implica que el exceso de oferta y escasa rentabilidad persistirá por varios años», dijo.
Impacto en USA y Europa
El colapso en la demanda norteamericana fue impresionante, el consumo de madera disminuyó un 42%, entre 2005-2009, de 183 a 106 millones de metros cúbicos, el nivel más bajo desde 1982.
Del mismo modo, el indicador de consumo de paneles (OSB y contrachapado de madera) cayeron un 43%, desde 41 hasta 23 millones de m3, mientras que los productos de aglomerado y MDF no han sufrido descensos demasiado significativos.
La demanda europea también fue golpeada duramente por la caída de la construcción, así como también sufrió una caída la demanda de muebles.
El consumo aparente de madera se redujo un 17%, de 102 a 84 millones de m3, entre 2006-2009. En tanto, en  tableros de madera se redujo 16%, de 78 a 66 millones de m3, entre 2007-2009.
En contraste con América del Norte, Europa y Japón, el mercado de  productos de madera de China apenas experimentó una leve contracción que sólo duró unos pocos trimestres a finales de 2008 y principios de 2009.

Caminos a la recuperación

“El crecimiento económico mundial en 2010 ha sido mayor de lo previsto, en gran medida, debido a la fuerza en China y otros países en desarrollo”, explicó Bernard Fuller.
Sin embargo, agregó que el crecimiento en China y Brasil alcanzó su punto máximo a principios de este año y el ritmo de expansión se ha desacelerado. “En 2011 veremos un crecimiento económico mundial más lento en los países desarrollados, lo que seguirá siendo un freno para la recuperación de la demanda”, señaló.
“Los temores de la caída del mercado en EE.UU. y Europa son exagerados, pero sin dudas el crecimiento en estas regiones seguirá anémico en el mejor de los casos”, precisó.
Por otra parte, consideró que el estancamiento político en los EE.UU. es posible que se mantenga hasta después de las elecciones de noviembre, “esto probablemente desestabilice los mercados financieros”, advirtió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *