Crece la demanda de carne de la región

El último remate ganadero realizado el jueves pasado en La Cruz, Corrientes, puso de manifiesto una situación que ya se había observado con anterioridad: la falta de hacienda en el país hace que compradores de Buenos Aires y de Entre Ríos vengan a llevarse ejemplares de invernada; sobre todo terneros.

«En el remate había gente de Entre Ríos y de Buenos Aires, y eso da la pauta que salen a buscar inveranda, que es la faltante de ternero que existe en el país. Creo que esta es la realidad y que por eso se sostendrán los precios, e incluso subiran un poco más», pronosticó Héctor María «Chacho» Azcué, reconocido consignatario de hacienda.

En su habitual contacto con el programa radial Agromañana, Azcué comentó que en ese remate salieron a la venta 1.100 cabezas y que los terneros livianos se pagaron entre 10,5 a 11 pesos por kilo vivo. Los terneros «trazados» tuvieron mejor cotización y llegaron a los 11,50 pesos. Los novillos se pagaron entre 8 y 9 pesos, mientras que las vacas de invernada entre 5,50 y 5,80 pesos.»Fue un remate ágil», sintetizó.

Respecto a los precios de los toros (siempre haciendo referencia a ejemplares de buena genética) comentó que los valores «lógicos» se ubican entre los 13 mil a 15 mil pesos por cada ejemplar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *