Productores yerbateros hacen balance positivo de los warrant

La implementación del sistema de warrant solventados por el Estado provincial en el sistema de comercialización de la yerba mate, habría tenido una repercusión positiva en la cadena yerbatera, según destacan desde el sector de los productores, que analizan como positiva la medida y esperan poder poner en marcha, a pleno, el mercado consignatario en los primeros meses de 2011.

Sobre el cierre del 2010, desde la Asociación de Productores Agrícolas de Misiones (Apam), ven como positivo el año que termina, ya que destacan una cantidad de logros para el sector.
“Estamos cerrando un año con muchos logros importantes, logros que fueron pasos firmes en nuestros reclamos. Ahora lo que esperamos es poder lograr el funcionamiento definitivo del Mercado Consignatario, que es nuestro gran anhelo”, afirmó Rosana Argüello, referente de Apam.
“El gran objetivo del 2011 es poner en marcha el mercado consignatario y seguir en el pedido de que el Inym haga cumplir los precios y trabaje en favor de los productores y los tareferos, como los eslabones más débiles de la cadena yerbatera”, expresó la dirigente.

Primera etapa del mercado
Con fondos provinciales, en agosto pasado, el gobierno de Maurice Closs decidió poner en marcha la primera etapa del Mercado Consignatario de materia prima de la yerba mate. Fueron 20 millones de pesos los que aporto la Provincia, como fondo de garantía, para que el Banco Macro libere 60 millones de pesos para solventar, vía créditos a 360 días, la compra de la hoja verde de yerba mate.
Como requisito primordial para acceder al crédito se estableció que los interesados cumplan, sin excepciones, con los precios oficiales que pacta el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) para la materia prima, a fin de que el productor primario se asegure que le paguen el valor establecido oficialmente para su producto.
Así, el Banco Macro otorga créditos blandos a 360 días, con el costo financiero cubierto por el Inym, para los compradores, industriales o cooperativas, donde la primera garantía será el volumen de yerba mate canchada, dentro del concepto de warrant.

La mejoría por los warrant
Según sostienen desde el sector de la producción, este sistema permitió el cumplimiento de los precios y modificó algunas “actitudes del mercado”, en especial en la relación de pago entre molinos y secaderos, algo que repercutió en el pago a productores.
“El Inym nunca hizo cumplir el precio oficial, ni tampoco los laudados.Siempre el productor debió regalar su yerba o ver como se pagaban precios bajísimos por su producto. Pero ahora se ve cierta mejoría, con el plan integral y el sistema warrant, se logró mejorar la situación”, explicó Argüello.
Según sostiene la dirigente, esto, ayudado por la falta de materia prima, aportó a que las cooperativas y los secaderos no debieran “mal vender” de forma apresurada su producto, por lo que se lo reservaron hasta conseguir que los propios molinos se acercaran a buscarlo y aceptaran pagar mejores precios.
“Las cooperativas y los secaderos no corrieron a vender la canchada, como pasaba antes, entonces hoy son los molinos los que se ven obligados a recorrer los secaderos y a comprar la yerba al precio que vale, en lugar de sentarse a esperar a que le lleven la materia prima a sus empresas”, explicó Argüello.

Cambios a la ley
Por otra parte, la referente de los productores se refirió a la intención de un sector del Inym de promover modificaciones a la ley de creación del Instituto, buscando que la definición de los precios de la materia prima se realice por mayoría absoluta y no por conscenso, como sucede hoy en día.
Sobre esto, Argüello indicó que “la ley del Inym está bien así como está, y si quieren cambiarla es porque están pensando en alguna trampa. Con el actual sistema estamos unidos a la Nación, y eso debe seguir así, ya que es un resguardo para nosotros. En el directorio, no todos trabajan como corresponde y por eso se mandan los laudos a la Nación. Entonces, gracias a eso,  y aunque en las oficinas de Buenos Aires no tienen idea de que es una planta de yerba, laudan un precio y le dan un valor al producto, más cercanos a lo que se necesita en la producción”.
Y agregó, “de la ley no hay que cambiar nada, sólo hay que hacerla cumplir. Esta es una ley pensada porproductores. Y para que el Inym ande no hay que cambiar la ley, solo faltan productores a la cabeza del Instituto y un buen cuerpo de fiscalización que se encargue de hacer cumplir el precio”, concluyó.

Los Warrant

El sistema de Warrant en la República Argentina data de comienzos del siglo pasado con la creación de la Ley Nº 9.643.
Y funciona de la siguiente manera: en el momento en que una empresa necesita obtener fondos en el mercado financiero, los títulos warrants surgen como una garantía real mediante la inmovilización de un stock de productos como garantía del préstamo. Los warrants son un instrumento financiero representado en valores que otorgan derecho a comprar o vender un determinado activo llamado “activo subyacente” a un precio predeterminado conocido como “precio de ejercicio”.
En este caso, el Banco Macro tendrá la garantía de la devolución del crédito mediante la materia prima. (El Territorio)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *