La Mesa de Enlace aceptó y se reunirá con el Gobierno

La Mesa de Enlace  resolvió concurrir a negociar, el miércoles próximo, con el gobierno para reclamar que se deroguen los cupos de exportación de trigo y la eliminación del registro de operaciones de exportación (ROE).
Así lo manifestaron los presidentes de las cuatro entidades del nucleamiento, quienes ratificaron su intención además de realizar un cese de comercialización, además de marchas y concentraciones deproductores frente a las plantas de las empresas exportadoras en caso de no obtener un resultado favorable del gobierno nacional.
Mario Llambías, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, admitió que la cuotificación impuesta a la exportación del cereal hace que “algunos vivos y delincuentes compren a bajo precio la producción triguera por falta de oferentes”. En esta línea, su par de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, afirmó que las dificultades que enfrenta la comercialización local de trigo reclama que “existan condiciones tales que dejen de favorecer a las multinacionales de la exportación de granos y también a los molinos harineros”.
Por ello, Llambías indicó que unos 2.500 millones de pesos “quedan como mínimo” luego de cada cosecha de trigo en manos del sector molinero gracias a la permanencia de la cuotificación y los ROEs Verdes dispuestos para contener el precio interno del pan y otros productos con harina.
“Hoy el productor triguero recibe 200 pesos menos por tonelada de trigo que vende, si es que puede venderla, cuando hay zonas del país, como la del sur bonaerense que solo se dedica a la cosecha de este cereal”, aseguró Carlos Garetto, presidente de Coninagro.
Según la Mesa de Enlace, la ganancia histórica de las cerealeras exportadoras alcanzaba los cinco dólares por cada tonelada de trigo comercializada al exterior, mientas que en la actualidad este valor ronda los 40 a 50 dólares por tonelada. Los ruralistas admite que la cosecha triguera “viene bien” y no será afectada por la sequía que golpea a gran parte del área agrícola, y por ello no se prevé que haya desabastecimiento.
Según los datos oficiales, se espera que la trilla reporte 14,5 millones de toneladas, de las cuales cerca de 4,5 millones estarán destinadas a las necesidades del mercado interno.
La Mesa de Enlace optó así aceptar la invitación cursada por el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, para reunirse a discutir la problemática que presenta el trigo el próximo miércoles 12, aunque los ruralistas condicionan la adopción de medidas de fuerza a la respuesta oficial a sus reclamos.
Los ruralistas admiten que tras una espera de 54 días del pedido de audiencia formulado el 19 de noviembre para hablar del tema trigo, la invitación oficial se entiende como “una necesidad política” más que la decisión de “encontrar respuestas” para el productor.
Respecto a la línea de créditos por 840 millones de pesos ofrecida a través del Banco Nación para financiar a trigueros hasta 300 toneladas, el presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, expresó que lo que se debe hacer es “cambiar el sistema de comercialización del cereal” y consideró que “se lanzaron los créditos para atender un problema que generó el propio gobierno con la imposición de cupos para la venta externa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *