Técnicos del Senasa detectaron que el caracol africano elige el mamón como presa principal

Personal del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) reanudó el trabajo de monitoreo y vigilancia del caracol africano en la localidad de Puerto Iguazú y detectó que el número de ejemplares se incrementó notablemente en las primeras semanas de 2011, descubriendo que la planta de mamón es laque más atrae la atención del molusco.Como contraparte de esta situación, técnicos del Senasa junto a integrantes del Departamento de Zoonosis de ese municipio hallaron una gran cantidad de babosas sin caparazón que actúan como depredadores naturales del caracol africano, “que ayudarían a disminuir la existencia de la especie en esa zona”, dijo Justo José Insaurralde, director de Zoonosis y agregó que “los procedimientos de captura se llevan a cabo diariamente en los barrios afectados, tales como Riveras del Paraná y Villa Nueva, donde además se realizan charlas de concientización a los vecinos para saber cómo actuar ante la presencia de este molusco” explicó. Manifestó además que “haber detectado que el caracol ataca principalmente a las plantas de mamón es un dato importante porque de esa manera sabemos dónde empezar las tareas de reducción de la especie”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *