Misiones aportaría 200 toneladas de miel al mercado

La actividad está presente en más de 2.000 chacras de la provincia. La totalidad del producto se vende al mercado interno. Afirman que la actividad es rentable para el colono. Destacaron el apoyo de la Provincia a través del plan Promiel.Desde mediados de noviembre se está desarrollando la cosecha de miel en Misiones. Las tareas se están llevando adelante en más de dos mil chacras de la provincia y se espera alcanzar los 200 mil kilos. La actividad este año se vio favorecida por las copiosas precipitaciones registradas a lo largo del año, lo que propició la abundante floración de la vegetación misionera, brindando así, suficiente alimento para las abejas.

Hugo Gauchat, conocedor de la cuestión y responsable de la sala extractora de Oberá, se mostró optimista al respecto y consideró que la provincia cuenta con las condiciones naturales y técnicas como para producir miel a mayor escala, dada la gran demanda del noble producto.

Es que la totalidad de la producción es comercializada en el mercado interno, e «incluso se trae miel de afuera», sostuvo Gauchat. «Va a llegar el momento en que el mercado se va a saturar, es decir, va haber una sobre oferta y entonces se va a tener que ver las variantes para poder exportar, ver otras provincias, ver otros mercados, lo que creo que no será un problema», opinó.

Situación actual

Consideró que el productor misionero «vive inmerso en el mundo de la chacra» y que aún no ha comprendido su real potencial «ni del negocio de su producto y que hay un mercado para esto, que es muy bueno».

En ese sentido, Gauchat vaticinó que «con el tiempo la gente se va a dar cuenta que necesitaba varios kilos de yerba para lo que vale un kilo de miel», al tiempo que destacó algunas de las bondades de la tarea, como la de no tener que «trabajar tanto, ya que la sala extractora hace prácticamente todo el trabajo pesado» y el apoyo del Estado provincial con asistencia permanente. «La verdad que el plan apícola (Promiel) fue  un gran acierto, auque todavía hay que encontrar gente que realmente quiera dedicarse nomás», dijo.

«Creo que el productor que cuenta entre 30 y 40 colmenas ya es un productor hecho, mientras  que el que se quedó con tres o cuatro colmenas es un productor de hobbie, que saca entre 10 y 20 kilos y con eso se conforma. Es que el otro ya le vio la rentabilidad, ya que se vende a 20 pesos el kilo», explicó.

Es una actividad que marcha a paso lento, pues «la gente no es muy constante y se aletarga un poco, pero va creciendo porque hay productores que lo han tomado en serio».

El responsable de la sala extractora consideró además que «Misiones es una de las provincias que, por sus montes y gran vegetación, tiene que producir miel a mayor escala. Las condiciones están, los productores tienen a su alcance salas fijas y salas móviles, asistencia técnica, económica y planes para poder adquirir sus colmenas», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *