Se realizó la Semana de la Prevención del Caracol Gigante Africano en Puerto Iguazú

En el marco de la Semana de la Prevención del Caracol Gigante Africano – Achatina fúlica – realizada en Puerto Iguazú, Misiones, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) capturó, destruyó y realizó el enterramiento sanitario de más de 15.000 ejemplares de la especie – que representa un riesgo sanitario para la salud pública constituye una seria amenaza a la producción agricola  – en un predio que tiene el Ministerio de Salud de la Nación en la mencionada ciudad.
Durante la semana del 14 al 18 de marzo, personal de la Dirección Nacional de Protección Vegetal del Senasa, de su Centro Regional Corrientes-Misiones, del Ministerio de Salud de la Nación, del Departamento de Saneamiento Ambiental del municipio de Puerto Iguazú, del Museo de La Plata, de la Prefectura Naval Argentina y de organismos sanitarios de la provincia de Misiones, realizaron tareas de recolección y control masivo del Caracol Gigante Africano en los barrios afectados en Puerto Iguazú con el objetivo de disminuir los niveles poblacionales de este molusco y reducir el riesgo de difusión y contacto con la población humana.
Durante los trabajos de recolección, el personal dialogó con los vecinos sobre las tareas que se estaban realizando y distribuyo folletería sobre los cuidados que hay que tener y recomendaciones para el manejo de esta plaga en la población afectada.
Además, se realizó el relevamiento de información poblacional del molusco sobre las casas que se visitaron en las áreas más afectadas de acuerdo a trabajos realizados con anterioridad. Se realizaron trabajos de colocación de 40 trampas en zonas más sensibles y de difícil acceso.
El éxito de esta campaña se debe a la colaboración de los habitantes, quienes recibieron al personal encargado del saneamiento y dieron aviso de otros lugares en el que sabían de la existencia del caracol.
Asimismo el Senasa coordinó con las autoridades municipales de Puerto Iguazú un cronograma para el seguimiento de los trabajos de saneamiento; tarea que resulta de vital importancia a fin de mitigar los riesgos que puedan ocasionar a la salud humana, además de las pérdidas económicas y productivas.
Este tipo de operativos son realizados por el Senasa con el objetivo de salvaguardar la sanidad animal y vegetal, resguardar la salud pública y proteger el medio ambiente.

En el marco de la Semana de la Prevención del Caracol Gigante Africano – Achatina fúlica – realizada en Puerto Iguazú, Misiones, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) capturó, destruyó y realizó el enterramiento sanitario de más de 15.000 ejemplares de la especie – que representa un riesgo sanitario para la salud pública constituye una seria amenaza a la producción agricola  – en un predio que tiene el Ministerio de Salud de la Nación en la mencionada ciudad.
Durante la semana del 14 al 18 de marzo, personal de la Dirección Nacional de Protección Vegetal del Senasa, de su Centro Regional Corrientes-Misiones, del Ministerio de Salud de la Nación, del Departamento de Saneamiento Ambiental del municipio de Puerto Iguazú, del Museo de La Plata, de la Prefectura Naval Argentina y de organismos sanitarios de la provincia de Misiones, realizaron tareas de recolección y control masivo del Caracol Gigante Africano en los barrios afectados en Puerto Iguazú con el objetivo de disminuir los niveles poblacionales de este molusco y reducir el riesgo de difusión y contacto con la población humana.
Durante los trabajos de recolección, el personal dialogó con los vecinos sobre las tareas que se estaban realizando y distribuyo folletería sobre los cuidados que hay que tener y recomendaciones para el manejo de esta plaga en la población afectada.
Además, se realizó el relevamiento de información poblacional del molusco sobre las casas que se visitaron en las áreas más afectadas de acuerdo a trabajos realizados con anterioridad. Se realizaron trabajos de colocación de 40 trampas en zonas más sensibles y de difícil acceso.
El éxito de esta campaña se debe a la colaboración de los habitantes, quienes recibieron al personal encargado del saneamiento y dieron aviso de otros lugares en el que sabían de la existencia del caracol.
Asimismo el Senasa coordinó con las autoridades municipales de Puerto Iguazú un cronograma para el seguimiento de los trabajos de saneamiento; tarea que resulta de vital importancia a fin de mitigar los riesgos que puedan ocasionar a la salud humana, además de las pérdidas económicas y productivas.
Este tipo de operativos son realizados por el Senasa con el objetivo de salvaguardar la sanidad animal y vegetal, resguardar la salud pública y proteger el medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *