Afirman que el sistema silvopastoril potencia económicamente a la ganadería y a la forestación

Profesionales del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Zaimán aseguraron que las actividades forestales y ganaderas que se llevan a cabo en un mismo lote para conformar el sistema silvopastoril pueden potenciarse a nivel económico ya que constantemente hay capital circulante, ya sea por una u otra producción.
En este sentido, Santiago Lacorte, técnico de ese organismo, dijo que «una de las principales razones -desde el punto de vista económico- para implementar el sistema silvopastoril es mantener la actividad ganadera e incorporarla con el fin de contar con más capital circulante, ya que en la actividad forestal se inmoviliza el capital durante varios años, y de esta manera también se produce mayor armonía ambiental y diversificación productiva». Según los estudios realizados «las ventajas del sistema se establecen en una producción maderera de mayor calidad comercial, que compensa en parte el menor volumen de madera por hectárea por el espacio que necesitan los animales, pero a esto se le suma la protección que ejercen los árboles cubriendo a las pasturas de las heladas. Además, se crea un ambiente de mayor humedad y menor evapotranspiración de las plantas. Otra de las ventajas es una mayor incorporación de fósforo al suelo» detalló. Lacorte agregó que «los requerimientos básicos que debe cumplir una especie para su elección es contar con un mercado importante para la madera y tener además un rápido crecimiento y fuste recto. Pero más allá de eso se deben dar las condiciones del ambiente, del suelo, la disponibilidad de mano de obra y el control de insectos y de plagas”, explicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *