Una delegación de Filipinas evaluó los procesos de producción, empaque y certificación de cítricos y uva de mesa

Entre el 9 y el 17 de marzo, una delegación técnica de Filipinas recorrió las zonas de producción, empaque y certificación de cultivos de frutas frescas y uva de mesa, con vistas a la actualización de los requisitos fitosanitarios para la exportación de estos productos a ese país.
La visita tuvo lugar en el marco de las negociaciones que vienen llevando a cabo en tal sentido el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y el Bureau of Plant Industry de Filipinas (BPI).
La reunión inicial estuvo encabezada por el director nacional de Protección Vegetal (DNPV) del Senasa, Diego Quiroga; los directores de Certificación Fitosanitaria, Guillermo Rossi y de Cuarentena Vegetal, María Julia Palacín y los coordinadores generales de Análisis de Riesgo de Plagas, María Elena Gatti; y de la Dirección de Certificación Fitosanitaria, Martín Delucis.
La delegación de Filipinas, acompañada por los coordinadores temáticos, recorrió la jurisdicción de los centros regionales Noa Norte, especialmente, la zona de Libertador General San Martín, y Entre Ríos. También, en el Centro Regional Cuyo, visitaron establecimientos productivos de uva y plantas de empaque ubicados en los valles de la provincia de San Juan.
Además se los interiorizó sobre el Programa Nacional de Certificación de Cítricos y evaluaron los procedimientos que se llevan a cabo en campo, empaque, puerto y certificación. También se les presentó el Sistema Informático de Trazabilidad Citrícola (SITC), herramienta fundamental para asegurar la rastreabilidad de cada una de las partidas.
En la visita al Centro Regional Metropolitano, se les explicó a los visitantes los procedimientos operativos que se llevan acabo antes de la partida de un envío con destino a exportación.
En la reunión de cierre, el director de Vigilancia y Monitoreo, Pablo Cortese, presentó el Sistema Nacional de Vigilancia y Monitoreo (Sinavimo), considerado por los expertos filipinos como una herramienta de gran utilidad para conocer la situación fitosanitaria Argentina.
Finalmente, la delegación filipina destacó la manera en que el Senasa implementa los procesos de certificación y la importante labor que desarrollan los productores y los empacadores para obtener productos de altísima calidad.
Una vez concluidos los pasos operativos correspondientes la delegación filipina comunicará los resultados de esta visita.

Entre el 9 y el 17 de marzo, una delegación técnica de Filipinas recorrió las zonas de producción, empaque y certificación de cultivos de frutas frescas y uva de mesa, con vistas a la actualización de los requisitos fitosanitarios para la exportación de estos productos a ese país.
La visita tuvo lugar en el marco de las negociaciones que vienen llevando a cabo en tal sentido el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y el Bureau of Plant Industry de Filipinas (BPI).
La reunión inicial estuvo encabezada por el director nacional de Protección Vegetal (DNPV) del Senasa, Diego Quiroga; los directores de Certificación Fitosanitaria, Guillermo Rossi y de Cuarentena Vegetal, María Julia Palacín y los coordinadores generales de Análisis de Riesgo de Plagas, María Elena Gatti; y de la Dirección de Certificación Fitosanitaria, Martín Delucis.

La delegación de Filipinas, acompañada por los coordinadores temáticos, recorrió la jurisdicción de los centros regionales Noa Norte, especialmente, la zona de Libertador General San Martín, y Entre Ríos. También, en el Centro Regional Cuyo, visitaron establecimientos productivos de uva y plantas de empaque ubicados en los valles de la provincia de San Juan.  Además se los interiorizó sobre el Programa Nacional de Certificación de Cítricos y evaluaron los procedimientos que se llevan a cabo en campo, empaque, puerto y certificación. También se les presentó el Sistema Informático de Trazabilidad Citrícola (SITC), herramienta fundamental para asegurar la rastreabilidad de cada una de las partidas.
En la visita al Centro Regional Metropolitano, se les explicó a los visitantes los procedimientos operativos que se llevan acabo antes de la partida de un envío con destino a exportación.
En la reunión de cierre, el director de Vigilancia y Monitoreo, Pablo Cortese, presentó el Sistema Nacional de Vigilancia y Monitoreo (Sinavimo), considerado por los expertos filipinos como una herramienta de gran utilidad para conocer la situación fitosanitaria Argentina.
Finalmente, la delegación filipina destacó la manera en que el Senasa implementa los procesos de certificación y la importante labor que desarrollan los productores y los empacadores para obtener productos de altísima calidad. Una vez concluidos los pasos operativos correspondientes la delegación filipina comunicará los resultados de esta visita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *