Yerba: Corrientes incrementa su producción entregando créditos a productores

Corrientes ya está aplicando la ley de Promoción yerbatera aprobada el año pasado. Mediante la medida ya se instituyó un fideicomiso para asistir a productores de menos de 50 hectáreas para que mejoren la productividad de sus plantaciones.

La normativa había surgido como respuesta a la presentación en 2008 de la ley de envasado en origen en la legislatura misionera, que pretendía frenar la salida de materia prima la provincia para fomentar la radicación de molinos. Si bien está propuesta no pudo prosperar por varios impedimientos legales, desde Corrientes avanzaron en una normativa para promover la recuperación de los yerbales degradados.

El representante de Corrientes en el Instituto Nacional de la Yerba Mate, Esteban Fridlmeier, explicó que varios productores ya están recibiendo los créditos para mejorar la producción de sus yerbales.

“La ley de Promoción yerbatera está vigente. Lo que tenemos hoy como parte de eso es un fideicomiso yerbatero que es un mecanismo financiero que permite al productor de hasta 50 hectáreas poder acceder hasta 50 mil pesos, 25 mil a sola firma y la otra mitad con garantía, para poder mejorar el estado de su yerbal”, señaló.

Destacó que los recursos son utilizados para aplicar fertilizante, herbicidas, comprar herramientas de cosecha o reponer plantas faltantes, “que son actividades que demandan inversión y tiempo”.

A pesar del fideicomiso, el dirigente explicó que el principal proveedor de materia prima sigue siendo Misiones y que la situación se mantendría al margen de que efectivamente se logre un fuerte incremento en la producción.

“Nadie dejó de comprar yerba en Misiones. El 60 por ciento que las empresas correntinas necesitan de la producción que viene de Misiones. Simplemente el estado de los yerbales correntinos viene cayendo por lo que entendemos que hay que tomar medidas para que la actividad sea viable”, afirmó.

Fridlmeier  señaló que “todavía se está trabajando con pequeñas superficies por lo que aún no pone en riesgo la compra de materia prima en Misiones”, y agregó que “las empresas correntinas están creciendo y van a necesitar más producción de lo que se vende”.

El dirigente precisó que la falta de tierra para la plantación de yerba es el gran impedimento que tienen para llegar a la autosuficiencia. “El productor yerbatero correntino no tiene tierras. Las hectáreas de tierra colorada que quedan están en manos de ganaderos o forestadores. Por una cuestión cultural no creo que abandonen esas actividades”, señaló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *