Avanzan investigaciones sobre las propiedades de la yerba

En Uruguay, tal como ocurre en Argentina, «se sabe que el 85% de la población toma mate por lo menos una vez por semana», pero no se conocen los beneficios científicos del hábito que hermana a los países sudamericanos, señaló el doctor Nelson Bracesco, profesor adjunto de Biofísica de la Facultad de Medicina del Uruguay. El investigador expuso sobre la popular infusión en el congreso yerbatero que se realizó en Posadas.

Su charla, «Yerba mate, investigación en Uruguay. Relación entre academia e industria”, en el 5 Congreso Sudamericano de la yerba Mate, presentó ayer resultados de estudios, a nivel fisiológico, sobre los efectos de la yerba mate sobre distintos parámetros del ciclo sueño-vigilia, y otro sobre el efecto de la Ilex paguariensis en los trastornos del ritmo cardíaco.
Cuál es el interés de la ciencia en el mate? «Consumo mate», dijo Brascesco a NEA RURAL. «Quizá el tema mate a nivel de investigación era de segunda», admitió. «Investigar yerba mate era como alquimia. Y hoy día está tomando un lugar protagónico», aseguró Bracesco. Y vaya que ganó lugar. Bracesco fue uno de los organizadores del 1er Simposio Internacional de Yerba Mate que se hizo en su tierra natal, en el que participaron más de 150 personas, entre estudiantes, docentes y profesionales de la industria yerbatera, en 2008.
En Uruguay, tal como ocurre en Argentina, «se sabe que el 85% de la población toma mate por lo menos una vez por semana», pero no se conocen los beneficios científicos del hábito que hermana a los países sudamericanos.
Según el doctor, el cambio pasa por pensar en el consumidor no para ofrecer un paquete más bonito o abaratar los costos o el precio en góndola. Para eso, la relación entre la industria y la academia es la clave. «Favorecer al consumidor es informarlo para que la gente pueda hacer sus cosas según su decisión», dijo Bracesco. «Hay mucha gente a la que se le prohíbe tomar mate. Pero tampoco se le enseña», aseguró el médico.
A nivel científico, el trabajo del equipo de Bracesco es el primer estudio que demuestra que la Ilex Paraguariensis facilita la vigilia y disminuye el sueño, un mito transmitido de generación en generación que no tenía sustento académico. Además, las conclusiones de la investigación documentarán los múltiples beneficios sobre la recuperación del ritmo cardíaco, entre otras consecuencias positivas para la salud.
Bracesco sabe que la yerba mate posee una importante capacidad antioxidante. La infusión neutraliza la acción de moléculas que están en la base de enfermedades como el cáncer, la diabetes y algunos trastornos vasculares. Cuando se da un desequilibrio entre estas moléculas (radicales libres) y las defensas del organismo, es necesario aumentar la protección con antioxidantes externos.
Entre los efectos nocivos del consumo de yerba mate, Bracesco se ocupó de echar por tierra el mito sobre el cáncer de esófago. «No es el mate. Es el mate hirviendo como la sopa hirviendo o el café con leche hirviendo», apuntó Bracesco.
Bracesco habló frente a más de 500 personas, que asistieron en el Centro de Convenciones de Posadas en el más importante evento tecnológico del sector en Sudamérica, que se completa hoy, cuando un total de 114 trabajos científicos y de investigación inéditos, -de investigadores del Paraguay, Brasil, Uruguay, Alemania, amen de los locales-, se terminen de transferir, debatir y compartir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *