Argentina presenta una de las mayores tasas de deforestación a nivel mundial

Argentina es uno de los países que mayor tasa de deforestación mostró en los últimos tiempos, y el proceso fue tan acelerado, que en el siglo pasado el país perdió el 70 por ciento de sus bosques nativos. Las zonas más afectadas fueron las provincias del Noroeste, los bosques chaqueños y la Selva de Yungas (en Salta, Jujuy, Tucumán y Catamarca).

A decir de Periodismo Social, este proceso de destrucción y degradación ocurrió sin controles de ningún tipo y recién en 2009, con la reglamentación de la Ley de Bosques sancionada dos años antes, las jurisdicciones provinciales fueron obligadas a elaborar planes para transformar y proteger las áreas de bosques nativos.
La importancia de lo que hagan de ahora en más no es menor, ya que los bosques captan y almacenan agua, estabilizan los suelos, albergan la biodiversidad y hacen una importante contribución a la regulación del clima y de los gases de efecto invernadero.
Según explica Fundación Vida Silvestre, Argentina ha mostrado “una mayor tasa de deforestación en los últimos años”, debido a que “está impulsada por el avance no planificado de la frontera agropecuaria y/o el crecimiento urbano”.
Además, la Fundación señala que si bien existen procesos de deforestación de variadas características, el aumento de superficies cultivadas para la soja en Santiago del Estero y Córdoba, y la ganadería en Salta y Chaco, son algunas de las realidades más notables.
Para detener esta degradación y concientizar a los gobiernos sobre su responsabilidad, Naciones Unidas instituyó el 2011 como año de los Bosques, y al respecto, el Secretario General del organismo, Ban Ki-moon, destacó que los bosques son una fuente de beneficios económicos, sociales y ecológicos y advirtió que, no obstante, pese a todos esos beneficios, los bosques, siguen desapareciendo a un ritmo alarmante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *