Recomiendan preparar en estos meses los terrenos para las plantaciones forestales

El Director de Promoción de Desarrollo Forestal, Horacio Ciompela, precisó que en estos momentos se debe preparar los terrenos para las plantaciones. Por eso hizo hincapié en las medidas que se deben tener en cuenta para garantizar el desarrollo de los cultivos.
“El terreno donde se realizará la plantación debe estar preparado porque la idea es que le demos la plantín las mejores condiciones para su desarrollo. El plantín recién instalado sufre un estrés por su cambio de habitad y por lo tanto cuanto mejores sean las condiciones que le damos, mejor va a ser su desarrollo y menor el porcentaje de mortandad que tendremos”, señaló.
El especialista precisó que la preparación de terreno debe involucrar dos etapas: La eliminación de vegetación que hay en el lugar y la preparación del suelo.  La primera se realizará para garantizar el crecimiento del cultivo.
Respecto a la segunda etapa señaló que  “debemos tener en cuenta la cuestión de la erosión. Si tenemos suelos con pendientes tenemos que pasar la rastra  en sentido cruzado para no ocasionar lugares donde el agua pueda escurrirse”, afirmó.
“Cuando los suelos están muy compactados, por transito de vehículos o potreros, tendremos que recurrir algún subsolador para dar a la planta condiciones de crecimiento”, indicó.
Ciompela remarcó la importancia de realizar bien los trabajos debido a que “el hecho de no preparar bien el suelo nos puede generar altas mortandades. No solo involucra la pérdida del plantín sino también en tiempo”.

El Director de Promoción de Desarrollo Forestal, Horacio Ciompela, precisó que en estos momentos se debe preparar los terrenos para las plantaciones. Por eso hizo hincapié en las medidas que se deben tener en cuenta para garantizar el desarrollo de los cultivos.“El terreno donde se realizará la plantación debe estar preparado porque la idea es que le demos la plantín las mejores condiciones para su desarrollo. El plantín recién instalado sufre un estrés por su cambio de habitad y por lo tanto cuanto mejores sean las condiciones que le damos, mejor va a ser su desarrollo y menor el porcentaje de mortandad que tendremos”, señaló.
El especialista precisó que la preparación de terreno debe involucrar dos etapas: La eliminación de vegetación que hay en el lugar y la preparación del suelo.  La primera se realizará para garantizar el crecimiento del cultivo.
Respecto a la segunda etapa señaló que  “debemos tener en cuenta la cuestión de la erosión. Si tenemos suelos con pendientes tenemos que pasar la rastra  en sentido cruzado para no ocasionar lugares donde el agua pueda escurrirse”, afirmó.
“Cuando los suelos están muy compactados, por transito de vehículos o potreros, tendremos que recurrir algún subsolador para dar a la planta condiciones de crecimiento”, indicó.
Ciompela remarcó la importancia de realizar bien los trabajos debido a que “el hecho de no preparar bien el suelo nos puede generar altas mortandades. No solo involucra la pérdida del plantín sino también en tiempo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *