El mate hace bien a la salud, coincidieron investigadores, médicos y especialistas

Fue la conclusión que surgió de la Jornada sobre Yerba Mate y Salud que se desarrolló este jueves en Corrientes, en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste. Expusieron los autores de proyectos de investigación financiados por el INYM.

El mate hace bien a la salud, coincidieron investigadores, médicos y especialistas

Fue la conclusión que surgió de la Jornada sobre Yerba Mate y Salud que se desarrolló este jueves en Corrientes, en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste.  Expusieron los autores de proyectos de investigación financiados por el INYM.

Investigadores de diversos puntos del país, e incluso de la vecina República Oriental del Uruguay, expusieron este jueves sus trabajos en al auditorio de la Facultad de Medicina, de la Universidad Nacional del Nordeste (Corrientes) y dejaron muchas más conclusiones que ratifican el efecto benéfico del consumo de mate en la salud humana.

“Hoy podemos contar y poner en conocimiento de la población las bondades y beneficios que tiene la yerba mate en la salud. Tenemos un respaldo científico al consumo de la yerba mate, lo cual puede ser la puerta de entrada a  mercados que son difíciles para nuestro producto”,  destacó el presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), Luis Prietto, al cierre de la Jornada sobre Yerba Mate y Salud que se desarrolló en la capital correntina.

Este encuentro aglutinó a médicos, especialistas y científicos que abordan la investigación desde distintos enfoques: consumo de yerba mate y aporte de antioxidantes, nutrientes que aportan la yerba mate según su forma de consumo, efecto del consumo de mate sobre el colesterol malo, incidencia del consumo de mate para el control de peso e incidencia del consumo del mate en la prevención de la Diabetes Tipo 2; solo por mencionar algunas de las ponencias.

“Nuestro proyecto surgió a partir de un estudio de investigación epidemiológica que ya estábamos realizando en Mar del Plata para medir la prevalencia de diabetes en nuestra ciudad; de ahí nos surgió la idea de ver la asociación del consumo de yerba mate en relación con la prevención de la diabetes y el control metabólico de esta enfermedad”, comentó la doctora Georgina Sposetti, de la Fundación para la Prevención en Investigación de la Diabetes Mellitus (DiMe).

Durante su exposición explicó que la medición se realizará en 1.200 personas (hombres y mujeres mayores de 34 años) por medio de un trabajo de campo en barrios de la ciudad balnearia, el cual incluirá encuestas sobre el consumo de yerba mate, análisis de sangre, medición del colesterol, y de los índices de glucemia y de obesidad. “En cinco años vamos a ver si la yerba mate tiene algún efecto sobre la diabetes como se menciona en estudios que se efectuaron en consumidores de café”, añadió. Fueron precisamente esos datos los que incentivaron a la doctora Sposetti. “Nos preguntamos por qué si el 87% de la población toma mate no hay un estudio con mate,  y si con café. Ese fue nuestro punto de partida”, recordó.

Sucede que el hábito de matear se encuentra tan naturalizado que muy pocas veces los consumidores se preguntan acerca de los aportes que el mismo trae aparejado. Esta actitud también puede traspolarse al ámbito científico, donde recién en los últimos años del siglo pasado el mundo académico empezó a investigar de manera rigurosa a la vinculación de la yerba mate con la salud humana.

“El mate es tan nuestro que desde el mundo científico recién ahora estamos comprobando lo que nuestros ancestros comprobaron empíricamente”, sostuvo el decano de la Facultad de Medicina de la UNNE, Gerardo Omar Larroza, quien hizo de anfitrión y participó del acto de apertura de la jornada.

A la ceremonia inicial también asistió el Ministro de la Producción de Corrientes, Jorge Vara, quien recordó que “desde el punto de vista productivo la yerba mate está muy bien en nuestra provincia” y destacó la importancia de que el INYM siga financiando los proyectos investigación. “Es importante que todas las bondades que tiene la yerba mate se basen en evidencias científicas”, apuntó.

Es precisamente ese camino consolidado por los datos el  que transitan los investigadores abocados a la yerba mate. Uno de ellos, Diego Mesina, licenciado en Nutrición, llegó desde la Universidad de Salvador Mazza de Mendoza para exponer dos proyectos. Uno, ya terminado, comprobó que el consumo de mate ayuda al control lipídico y a combatir el colesterol malo; mientras que el segundo buscará determinar si el mate puede ayudar a bajar de peso. “En el estudio anterior vimos que las personas que consumían mate no modificaban sus pesos; es decir,  que solo con eso no alcanzaba. Entonces – relató- diseñamos este proyecto para ver si el mate, sumado a un pequeño arreglo nutricional, nos ayuda a bajar de peso naturalmente. Aparentemente el consumo de mate ayuda a perder una pequeña porción de grasa en la zona abdominal”.

Según este especialista, la yerba mate produce una sensación de saciedad al nivel hipotalámico; es decir,  a nivel del cerebro, por lo cual el paciente consume menos alimento. Esto, sumado a una intervención nutricional podría generar una mayor pérdida de peso. De todos modos, Mesina prefiere ser cauto y propone aguardar los resultados del ensayo que realizará. “Vamos a trabajar con 60 mujeres durante doce semanas. Treinta van a tomar mate con dos litros de agua y 100 gramos de yerba, mientras que otras 30 van a beber solo agua. Todas ellas van a tener un mismo plan alimentario para reducir de peso sin actividad física. Al final de las doces semanas vamos a hacerles estudios y determinar cuál fue la incidencia del mate”, anticipó.

Esta Segunda Jornada de Divulgación Científica Yerba Mate y Salud fue  organizada por el INYM,  en conjunto con la Secretaría General de Relaciones Interinstitucionales de la Universidad Nacional de Nordeste.  La nómina de oradores se compuso de la siguiente manera: para abordar el tema “El Consumo de yerba mate como prevención de enfermedades metabólicas o degenerativas” disertaron el Doctor Nelson Bracesco, de la Universidad de la República, Uruguay, (“Efectos del consumo de Yerba Mate en la salud humana.  Recopilación de estudios básicos y clínicos– la evidencia como base científica”),  la doctora Georgina Sposetti, Fundación DiMe (“Puede la yerba mate prevenir la Diabetes tipo 2”)  y Rafael Pérez Elizalde y Diego Messina, Universidad Juan Agustín Maza, de Mendoza (“Efecto del consumo de mate sobre el perfil lipídico: resultados finales del ensayo clínico” e “Influencia del mate sobre el descenso de peso y el estado antioxidante”).

Para desarrollar el tema  “La Yerba Mate como alimento funcional” expusieron la magister Ana Thea, de la Universidad Nacional de Misiones (“Nutrientes y compuestos bioactivos de la yerba mate”), la magíster Bioquímica Lucila Sánchez Boado, el doctor ingeniero Luis Brumovsky y la bioquímica María Alejandra Manulak, todos de la Universidad Nacional de Misiones (“Contenido de polifenoles de la yerba mate y su impacto en el plasma humano” y “Evaluación de la biodisponibilidad de magnesio en una población con consumo de yerba mate”).

Finalmente, en el bloque sobre  “Generación de alimentos funcionales a partir de yerba mate” presentó su trabajo la doctora María Cecilia Lanari, de la Universidad de la Plata (“Aprovechamiento de la yerba mate para la elaboración de bebidas saludables en polvo. Optimización de la palatabilidad y la actividad antioxidante”).

El mate hace bien a la salud, coincidieron investigadores, médicos y especialistas