Buscan trabajar en conjunto para proteger la actividad ganadera

problematica del yaguarete2

Con el objetivo definir medidas para cuidar la población de yaguareté en la provincia y evitar pérdidas en la ganadería a causa del avance de estos felinos hacia las chacras, el ministro del Agro y la Producción, José Luis Garay, se reunió con el presidente de la Red Yaguareté, Nicolás Lodeiro Ocampo; el coordinador en Misiones de la Red Yaguarete, Fabián Conil, el diputado provincial Aníbal Vogel y el subsecretario de Producción Animal, Cesar Berger.

Buscan trabajar en conjunto para proteger la actividad ganadera

problematica del yaguarete2

Con el objetivo definir medidas para cuidar la población de yaguareté en la provincia y evitar pérdidas en la ganadería a causa del avance de estos felinos hacia las chacras, el ministro del Agro y la Producción, José Luis Garay, se reunió con el presidente de la Red Yaguareté, Nicolás Lodeiro Ocampo; el coordinador en Misiones de la Red Yaguarete, Fabián Conil, el diputado provincial Aníbal Vogel y el subsecretario de Producción Animal, Cesar Berger.
La reunión se concretó días pasado en la sala de situación de la cartera agraria. En la ocasión se analizó que, en los últimos años, los felinos se mueven en el mismo espacio que el ganado vacuno, lo que ocasionó mermas en la ganadería.
En el encuentro se dialogó sobre los alcances de la ley provincial de Conservación de Grandes Felinos, que tiene como fin conservar y preservar las especies que habitan la ecorregión paranaense en jurisdicción misionera. Y se advirtió que el avance de estos animales hacia la población rural puede generar inconvenientes, por lo que se acordó buscar alternativas que ayuden a evitar pérdidas de cabezas de ganado.
Cuando un ganadero sufre una determinada cantidad de ataques, termina por matar al yaguareté causante (o a otro que esté en la zona) como medida para terminar con el problema. Ante este conflicto -en el que el ganadero pierde sus vacas y el yaguareté su vida- la Red Yaguarete ha tomado una serie de medidas para solucionarlo.
Por ejemplo, en una chacra piloto se construyó un corral de 23 hectáreas con siete hilos de alambre galvanizado y se le conectó electricidad (4.500 voltios) que es abastecida por un panel solar, con el objetivo de que cualquier yaguareté o puma que intente ingresar, reciba una descarga eléctrica que lo ahuyente.
Dentro de ese corral, según publica la Red Yaguarete en su sitio web, que posee pasturas y fuentes de agua permanentes, son mantenidos los terneros, vacas amamantando y por parir, como también animales enfermos. Es decir aquellos más vulnerables a los ataques. Desde la red explicaron que este sistema está siendo probado y se irán haciendo las modificaciones que se consideren necesarias.

Buscan trabajar en conjunto para proteger la actividad ganadera