Exigen que industriales tealeros muestren sus números

cultivo-de-te-e1425745813813-520x245

Para el ministro del Agro, Luis Garay, las empresas elaboradoras de té están en condiciones de pagar 10 centavos de dólar por kilo de brote verde de té, tal como se acordara a fines del año pasado, pero ponen excusas para no hacerlo. Afirmó que el eslabón industrial no presentó sus costos en la mesa de la Coproté y el único argumento que plantean para negarse a cumplir los precios, es que los precios internacionales bajarían.

Exigen que industriales tealeros muestren sus números

cultivo-de-te-e1425745813813-520x245

Para el ministro del Agro, Luis Garay, las empresas elaboradoras de té están en condiciones de pagar 10 centavos de dólar por kilo de brote verde de té, tal como se acordara a fines del año pasado, pero ponen excusas para no hacerlo. Afirmó que el eslabón industrial no presentó sus costos en la mesa de la Coproté y el único argumento que plantean para negarse a cumplir los precios, es que los precios internacionales bajarían.

El funcionario aseguró que la Comisión Provincial del Té (Coproté) se hizo un análisis pormenorizado de costos de la cadena de producción y que dicho análisis determinó que el precio de referencia de 10 centavos de dólar por kilo de brote verde, que fuera acordado en noviembre pasado, es “razonable” y permite que todos los eslabones de cadena, incluso la industria, puedan hacer su trabajo y tener una buena rentabilidad.

Consideró que las empresas adoptaron un “actitud equivocada” al presentar un recurso de amparo para dejar sin efecto el acuerdo de precios alcanzado a fines del año pasado. “El eslabón más débil es el productor primario “que es el que menor posibilidad de ajuste tiene en su economía”, al cual el gobierno se comprometió a defender.

“En un momento en el que tenemos la expectativa de una rentabilidad importante para el sector, con un tipo de cambio bastante competitivo, una devaluación del 60 por ciento, además de la quita de retenciones, entendemos que se tiene que pagar 10 centavos de dólar”. Según el ministro este valor asegura una muy buena rentabilidad para el sector exportador.

Para Garay, la negativa de la industria a pagar los precios acordados “es una excusa”. Afirmóq ue el único argumento en concreto que plantean, tiene que ver con una baja en los precios internacionales que se daría en el futuro.

“Como contrapuesta planteamos que paguen un precio de base de 8 centavos de dólar y luego de unos meses se pague el remanente de 2 centavos en caso de que los precios internacionales se sostengan, pero no accedieron”, dijo Garay.

También explicó que nunca las empresas pusieron sus números sobre la mesa y se negaron a presentar un valor promedio de los costos de industrialización.

JRC EP

Exigen que industriales tealeros muestren sus números