Tabacaleros advierten que una suba impositiva afectaría al FET

tabaco

Desde la Federación Argentina de Productores de Tabaco advirtieron que desde el 1 de mayo comenzará a regir una nueva alícuota de 21 por ciento en el fondo de asistencia social (FAS), lo que alteraría la base de cálculo del Fondo Especial del Tabaco. La entidad pidió la urgente intervención del estado nacional una medida urgente para evitar que ello ocurra.

tabaco

Desde la Federación Argentina de Productores de Tabaco advirtieron que desde el 1 de mayo comenzará a regir una nueva alícuota de 21 por ciento en el fondo de asistencia social (FAS), lo que alteraría la base de cálculo del Fondo Especial del Tabaco. La entidad pidió la urgente intervención del estado nacional una medida urgente para evitar que ello ocurra.

La entidad tabacalera nacional exigió que se prorrogue la alícuota de 7 por ciento del Fondo de Asistencia Social (FAS) que grava la venta de cigarrillos “dado que en caso contrario, el 1 de mayo tal impuesto se incrementaría casi un 200 por ciento, para alcanzar una alícuota del 21 por cientop, lo que dañaría seriamente a todo el sector tabacalero”.

Recordaron que la economía regional está en crisis y que de ella dependen cerca de 1.000.000 personas, especialmente en el norte de país.

La Federación Argentina de Productores de Tabaco (FAPT) manifestó su profunda preocupación frente a la posibilidad de que un nuevo incremento en la carga impositiva de los cigarrillos impacte en el equilibrio fiscalde toda la cadena productiva del tabaco, de la que dependen unas 600.000 personas.

En una misiva dirigida al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y otras autoridades nacionales, la entidad que agrupa a productores, cooperativas, cámaras y empresas tabacaleras, solicitó su “urgentísima intervención” para lograr la prórroga al 7% de Fondo de Asistencia Social (FAS) que grava la venta de cigarrillos “dado que en caso contrario, el 1° de mayo tal impuesto se incrementaría casi un 200%, para alcanzar una alícuota del 21%, lo que dañaría seriamente a todo el sector tabacalero”.

La carga tributaria que pesa sobre el sector en la Argentina alcanzó el 69,3% en 2015, entre las más elevadas de la región. Cinco impuestos gravan la actividad(Fondo de Asistencia Social, Fondo Especial del Tabaco, Impuestos Internos, Impuesto al Valor Agregado e Ingresos Brutos) siendo tres de ellos específicos. A través de estos impuestos, el Estado recaudó alrededor de 30.000 millones de pesos en 2015. Ese monto supera en un 65% lo recaudado por Bienes Personales en el mismo período y equivale al 58% de la recaudación total de impuestos al complejo sojero en ese período.

En un reciente acuerdo firmado en el marco del Foro Nacional Tabacalero, desarrollado en la provincia de Salta, que contó con la presencia del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey y su par de Jujuy, Gerardo Morales, la FAPT expresó que “con la actual presión fiscal cercana al 70% del precio final del producto, un aumento de impuestos a los cigarrillos sería un notable estímulo a consumo de cigarrillos ilegales, generando una disminución en la recaudación del Estado”.

 

JRC EP