Responsabilizan al Gobierno nacional por riesgo de despidos en el sector maderero

madera-operarios-e1412598499247-520x245-1

El titular del sindicato de trabajadores de la madera de la zona Sur, Lino Fornerón, confirmó que las empresas del sector atraviesan dificultades y las atribuyó a la falta de control a las importaciones, especialmente de terciados. Consideró que no se están respetando los acuerdos alcanzados con la Nación. El gremialista coincidió con su par de la zona Norte, Aureliano Sánchez, quien había advertido por suspensiones y riesgo de despido.

madera-operarios-e1412598499247-520x245-1

El titular del sindicato de trabajadores de la madera de la zona Sur, Lino Fornerón, confirmó que las empresas del sector atraviesan dificultades y las atribuyó a la falta de control a las importaciones, especialmente de terciados. Consideró que no se están respetando los acuerdos alcanzados con la Nación. El gremialista coincidió con su par de la zona Norte, Aureliano Sánchez, quien había advertido por suspensiones y riesgo de despido.

El secretario general del Sindicato de Obreros de la Industria de la Madera, Lino Fornerón, señaló que la actividad en ese rubro atraviesa un mal momento y lo atribuyó a la “importación desmedida”, especialmente de terciados. “Bregamos para que la Nación corrija esto, porque dependería de ellos que se frene la importación. Empresarios y sindicalistas ya le planteamos al Gobierno nacional qué hay que hacer para que nadie quede afuera, no es necesario cortar las importaciones, basta con reducirlas porque nosotros no tenemos capacidad para atender a toda la demanda”, señaló el dirigente.

Recordó que se habían realizado gestiones ante la Nación en conjunto con las empresas y el Gobierno provincial. “Habíamos llegado a una solución, pensamos que eso se había corregido, pero aparentemente no se respetó, porque sigue entrando materia prima”, señaló.

Advirtió que ya hubo suspensiones y hay un riesgo cierto de despidos. “El hilo se corta por lo más fino. Corremos el riesgo de que haya despidos. Quisiéramos que nos tranquilice el Gobierno nacional, pero eso no ocurre”, remarcó.

El secretario general de sindicato de obreros de la madera de la zona Norte de la provincia, Aureliano Sánchez ya había alertado por una disminución de la actividad de las empresas madereras de esa zona. Relató que las plantas industriales estaban suspendiendo sus actividades entre dos y tres días a la semana y que eso se refleja directamente en los ingresos de los operarios.

Explicó que el mal momento de las madereras, que se viene extendiendo desde fines del año pasado, repercutió de manera negativa en la economía de la zona Norte, al punto que  hubo cierres de comercios por la baja en la demanda.

Señaló que la apertura de las importaciones llegó en un momento en que la demanda de madera estaba en baja por la retracción de la obra pública, lo que también es atribuible al Gobierno nacional, en este caso por el congelamiento de las remesas para la obra pública.

 

JRC EP