Yerbateros irán a Buenos Aires para exigir que el Gobierno nacional revea el laudo

erba

Reclaman que se respete la grilla de costos del Inym que arrojó un valor de 5,17 pesos para el kilo de hoja verde y 21 para el de canchada. Además pedirán financiamiento y bancarización para garantizar el pago al contado de la yerba, que se definan los salarios de los tareferos antes de la fijación de los precios y que los valores a salida de molino se ubiquen en torno a los 38 pesos. Los productores anticiparon que mantendrán el paro de cosecha y seguirán interrumpiendo el tránsito de camiones cargados con yerba.

erba

Reclaman que se respete la grilla de costos del Inym que arrojó un valor de 5,17 pesos para el kilo de hoja verde y 21 para el de canchada. Además pedirán financiamiento y bancarización para garantizar el pago al contado de la yerba, que se definan los salarios de los tareferos antes de la fijación de los precios y que los valores a salida de molino se ubiquen en torno a los 38 pesos. Los productores anticiparon que mantendrán el paro de cosecha y seguirán interrumpiendo el tránsito de camiones cargados con yerba.

Una delegación compuesta por productores, cuadrilleros, tareferos, dirigentes rurales, directores  del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) y funcionarios de las provincias de Misiones y Corrientes viajará el lunes a Buenos Aires para reunirse con el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, ante quien plantearán la necesidad de revisar el laudo difundido la semana pasada, que estableció un precio de 4,80 pesos para el kilo de hoja verde y 18,03 para el de canchada.

La decisión de viajar a Buenos Aires surgió durante una reunión de más de ocho horas que se realizó en la sede del INYM y de la que participaron el ministro del Agro de la Provincia, José Luis Garay y referentes del sector primario, además de los directores del instituto. El encuentro se desarrolló un clima tenso por la presencia de un centenar de manifestantes, la mayoría tareferos, que exigían una rápida respuesta a sus reclamos.

Como conclusión, se elaboró un acta en el cual se dejaron en claro los puntos principales que se plantearán al ministro Buryaile, el primero de ellos será la revisión del laudo, sobre ese particular, los representantes de la producción reiteraron que no aceptarán otra cosa que los 5,17 pesos por kilo de hoja verde que marca la grilla de costos elaborada por el INYM y que ese precio debe ser pagado al contado.

Tasas por las nubes

El segundo punto del acta, se exige que la Nación establezca mecanismos financieros que garanticen a los productores que recibirán de contado los pagos por la materia prima y aporte soluciones para reducir los crecientes costos de financiamiento.

“Recurrimos a la Nación porque fue el Gobierno nacional el que generó la inflación y la subida de las tasas que superan el 50 por ciento anual para créditos, lo que vuelve imposible el financiamiento para la cosecha”, razonó Sergio Delapierre, director del INYM por el sector secaderos.

Para mejorar las condiciones de financiamiento, tanto la Provincia como el INYM trabajan en la conformación de un fondo de garantía que permitiría que pequeños secaderos y cooperativas, que no califican bien ante los bancos, puedan acceder a créditos bancarios. El esquema se completaría con un aporte que saldría de las arcas del INYM para costear las altísimas tasas de interés que rigen en el sistema bancario, como parte de una política impuesta por el Banco Central para contener al dólar.

Fruto de una reunión que mantuvieron el miércoles el Gobernador Mario Passalacqua y el ministro de Agroindustria de la Nación, se consiguió que el Gobierno nacional comprometa 15 millones de pesos para ese fondo de garantía, que serían complementados con una suma equivalente proveniente de las arcas de la Provincia. Dicho fondo de 30 millones permitiría cubrir créditos bancarios por unos 120 millones de pesos. En la reunión del lunes, pedirán a la Nación que aporte más dinero al fondo de garantía.

Otro de los puntos planteados para garantizar que la yerba se pague al contado es la bancarización. “Va a servir para transparentar la actividad, porque muchas operaciones se realizan informalmente y son muy difíciles de controlar. Esto va a servir para individualizar a todos los productores, hoy hay 9000 inscriptos en el INYM, pero sabemos que en realidad hay más que 16 mil. Con la bancarización, aquellos que están acopiando inescrupulosamente sin respetar precios van a quedar expuestos”, dijo Delapierre.

Por su parte, el presidente del INYM, Luis Prietto, indicó que el principal objetivo de la reunión del lunes en Buenos Aires será hacer entender a los funcionarios nacionales que el precio laudado de 4,80  es insuficiente para cubrir los costos de la actividad.

Además se planteará ante la Nación la necesidad de incrementar los precios de la yerba a salida de molino. Desde el sector indicaron que actualmente están entre 25 y 30 pesos por kilo, dependiendo de la calidad del producto, cuando no deberían estar por debajo de los 38 pesos por kilo para permitir que se cumplan los precios en toda la cadena.

Delapierre consideró que ello no debería incidir en los precios de venta al público, ya que actualmente el kilo de yerba se vende a más de 60 pesos en los supermercados. “Alrededor de 18 pesos por kilo de yerba vendida se quedan en manos de la cadena comercial, entendemos que ese margen se puede reducir cuanto menos a la mitad para incrementar los ingresos de la cadena productiva”, argumentó.

El último punto del acta acordad ayer consiste en solicitar que se articulen mecanismos para que la determinación de remuneraciones para cosecha y secanza se realice con anterioridad a la fijación de precios para que las grillas de costos de producción contemplen los ajustes salariales de los trabajadores rurales.

La protesta sigue

El vicepresidente de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (APAM), Cristian Klingbeil, indicó que se mantendrá el paro de cosecha hasta que haya una respuesta concreta a los reclamos formulados por los productores, tareferos y cuadrilleros en la asamblea de San Pedro.

“Hasta que la hoja verde no valga 5,17 pesos, como marca la matriz de costos del INYM, vamos a seguir en las rutas. No podemos aceptar menos que eso porque incluso esa matriz de costos ya está desactualizada”, remarcó.

En consecuencia, anticipó que por lo menos hasta el lunes seguirán apostados en las rutas interrumpiendo el paso de camiones cargados con yerba mate y bloqueando el acceso de hoja verde a secaderos.