La Provincia apura el Centro de Transacciones para la yerba mate

P2200038-e1423690069133

El ministro del Agro, José Luis Garay, convocó a representantes de las principales asociaciones de productores de la región para avanzar en la puesta en marcha de un esquema de control integral que buscará dar transparencia a la cadena yerbatera. De ese modo esperan evitar los incumplimientos de precios en la compra de materia prima, eliminar intermediarios y blanquear toda la producción y comercialización de hoja verde y canchada.

P2200038-e1423690069133

El ministro del Agro, José Luis Garay, convocó a representantes de las principales asociaciones de productores de la región para avanzar en la puesta en marcha de un esquema de control integral que buscará dar transparencia a la cadena yerbatera. De ese modo esperan evitar los incumplimientos de precios en la compra de materia prima, eliminar intermediarios y blanquear toda la producción y comercialización de hoja verde y canchada.

Garay explicó que convocó a los gremios yerbateros para “mostrarles lo que se puede llegar a hacer con el Centro de Transacciones, algo que está contemplado en el decreto reglamentario del INYM (Instituto Nacional de la Yerba Mate) pero que hasta el momento no se implementó y entendemos que esa es una de las causales por las que tenemos tantos problemas en la economía yerbatera. Conseguiríamos blanquear todo lo que no está registrado y que se respeten precios”, dijo. Aclaró que la Provincia va a colaborar en todo lo que haga falta, pero que la puesta en funcionamiento del Centro de Transacciones es una función del instituto yerbatero.

El funcionario explicó que el sistema de control tomará como punto de partida un censo que está terminado en parte, pero al que todavía le faltan algunas etapas. Indicó que la piedra fundamental es un relevamiento fotogramétrico que ya está completado y que permite identificar todas las plantaciones y hacer una estimación de producción a partir de su densidad. “Ahora lo que tenemos que hacer es ligar a un productor con un punto GPS y así saber cuántos  kilos puede entregar ese productor, eso nos va a permitir que no hayan más pseudo productores que tengan número de Cuit y entreguen dos millones de kilos, pero no tengan ni una planta de yerba”, remarcó.

Luego habrá que implementar un sistema de pesada electrónica que vincule al productor con la cantidad de kilos que entrega, a su vez eso se deberá vincular con una caja de ahorro en la que se deberá depositar el pago. “Después solo nos queda ver cómo cierran esos números con los kilos de canchada que vende el secadero y con las estampillas que compra el molinero para sacar la yerba al mercado”, remarcó.

JRC EP