Massalin paraliza su producción y crece la preocupación

tabaco

La tabacalera anunció que durante una semana la producción de sus plantas de fabricación de Merlo (provincia de Buenos Aires) y Goya (Corrientes).

tabaco

Debido a la fuerte caída en las ventas de sus productos ocasionada por la suba de impuestos decretada en mayo pasado, la tabacalera Massalin Particulares ha decidido parar durante una semana la producción de sus plantas de fabricación de Merlo (provincia de Buenos Aires) y Goya (Corrientes).
La medida se hará efectiva a partir del 3 octubre.
La decisión de la compañía responde a la necesidad de ajustar stocks después de que, a partir del 1º de mayo, la carga fiscal sobre la actividad se elevara al 80 por ciento del precio de venta al público, impactando negativamente en la dinámica del mercado legal de cigarrillos.
Como consecuencia, durante el primer trimestre de vigencia de la nueva carga impositiva, el volumen de ventas legales se redujo un 25 por ciento contra igual periodo del año pasado.
Con este freno temporal de operaciones, la compañía busca hacer frente al nuevo contexto fiscal y garantizar la sustentabilidad de sus operaciones en el país.
La Argentina tiene hoy la carga impositiva más alta de América Latina, hecho que impacta negativamente en la actividad de todos los actores del sector, incluyendo no sólo a la industria, sino también a los comercios que venden el producto.
Esta decisión no afecta las fuentes de trabajo ni los salarios de los empleados de la compañía. Durante ese período, el personal tomará vacaciones y la compañía cumplirá con todas sus obligaciones.
Con más de 2.500 empleados, Massalin Particulares opera dos plantas de fabricación de cigarrillos en Merlo (Buenos Aires) y Goya (Corrientes), y cuenta con una planta de procesamiento de hojas de tabaco en Rosario de Lerma (Salta) además de centros de acopio en Jujuy y Misiones.
Ya en julio, la tabacalera decidió cerrar su planta de compra y acopio ubicada en la localidad de La Cocha, en Tucumán, donde empleaba a 20 trabajadores. Adicionalmente, recortó 60 puestos de trabajo en sus plantas de producción de Goya (Corrientes) y Merlo (provincia de Buenos Aires).
En Misiones hay temor de una reducción de empleo y los productores temen que la firma decida abandonar sus negocios, ya que además, este año se ha registrado un bajo acopio.
Massalin recordó que “por decisión del gobierno nacional, a partir del 1º de mayo, los impuestos que pesan sobre la venta de cigarrillos alcanzan el 80% del precio que paga el consumidor, cuando antes ese total era de casi el 70% del valor de venta del producto”.
Según un informe elaborado por la Secretaría de Agricultura de la Nación, el volumen de cigarrillos comercializados en mayo fue casi un 45% menor al de abril pasado, con un volumen total de 98,5 millones de atados. En enero la cantidad de paquetes vendidos ascendió a 162 millones de unidades; 155 millones en febrero y 169 millones en marzo.