Industriales y productores tealeros, muy lejos de un acuerdo de precios

0da0ae75-bb84-4a36-987e-45921d5d1826-3hsafm0n2mcg

Dirigentes del sector primario consideran que el precio debería oscilar entre los 12 y 13 centavos de dólar por kilo de brote verde de té, mientras que desde la industria no propusieron ningún número. En la última campaña no hubo acuerdo y los precios los definió el ministerio del Agro de la Provincia, pero no se cumplieron.

0da0ae75-bb84-4a36-987e-45921d5d1826-3hsafm0n2mcg

Dirigentes del sector primario consideran que el precio debería oscilar entre los 12 y 13 centavos de dólar por kilo de brote verde de té, mientras que desde la industria no propusieron ningún número. En la última campaña no hubo acuerdo y los precios los definió el ministerio del Agro de la Provincia, pero no se cumplieron.

La Comisión Provincial del Té (CoProTé) se reunió ayer en sede del Ministerio del Agro y la Producción para negociar el precio del brote verde y el té en rama para la próxima campaña. No se llegó a un acuerdo y pese a que todavía queda tiempo antes de la cosecha, que tradicionalmente comienza a mediados de octubre, hay pocas expectativas de llegar a una cifra que deje conformes a productores e industriales. Volverán a reunirse mañana miércoles en Campo Viera.

En la reunión de ayer algunos dirigentes del sector primario presentaron una grilla de costos que arrojaba un precio superior a los cuatro pesos por kilo de brote verde de té, sin embargo los propios productores reconocieron sería casi imposible de cobrar. En consecuencia la postura con más adeptos dentro del eslabón productivo es proponer un precio que ronde entre los 12 y 13 centavos de dólar, lo arrojaría a cotización actual de la moneda estadounidense, unos 4,25 pesos.

A inicios de año, luego de la devaluación de diciembre de 2015, los productores habían aceptado un precio de 10 centavos de dólar por kilo de brote verde de té, pero consideraron que ese número no alcanza siquiera a cubrir los costos este año ya que la inflación “le pasó por encima” a la devaluación.

Los representantes de la industria que participaron de la reunión no presentaron ninguna propuesta concreta. Argumentaron que no saben cuánto van a cobrar por el producto elaborado ni cuánto les costaría el financiamiento de la cosecha y por lo tanto les resultaría imposible definir un precio para la materia prima.

Desde el sector productivo advirtieron que, al igual que en concertaciones anteriores, la industria buscará dilatar lo máximo posible las negociaciones y reconocieron que, en tal como están planteadas las condiciones, sería muy difícil llegar a un acuerdo.

En ese contexto, estiman que lo más probable es que el precio deba ser definido vía resolución del ministerio del Agro de la Provincia, tal como ocurriera en la última campaña. Anticiparon además que lo más probable es que ese precio que defina la Provincia no se vaya a cumplir, también tal como ocurriera durante toda la campaña pasada.

Abandono

Los productores alertaron que las bajas expectativas que genera la actividad están provocando que cada vez más plantaciones queden abandonadas, ya que en la campaña pasada los precios que cobraron los colonos no alcanzaron siquiera para cubrir los costos de la actividad.

Indicaron que por estos días deberían llevarse a cabo tareas de mantenimiento de los teales, cosa que no está ocurriendo en muchas plantaciones de la provincia.

JRC EP