Acuerdo de precios de la yerba: Para el presidente del INYM primó la sensatez

1637132832-negro_re_solo

El directorio del Instituto Nacional del la Yerba Mate logró cerrar un acuerdo en la primera sesión de precios encabezada por Alberto Re, quien asumió la presidencia de la entidad en junio pasado. Más allá de los cuestionamientos formulados desde distintos sectores, el funcionario consideró positivo haber evitado un nuevo laudo y advirtió que las condiciones del mercado yerbatero distan de ser ideales.

1637132832-negro_re_solo

El directorio del Instituto Nacional del la Yerba Mate logró cerrar un acuerdo en la primera sesión de precios encabezada por Alberto Re, quien asumió la presidencia de la entidad en junio pasado. Más allá de los cuestionamientos formulados desde distintos sectores, el funcionario consideró positivo haber evitado un nuevo laudo y advirtió que las condiciones del mercado yerbatero distan de ser ideales.

El presidente del INYM reconoció que los precios acordados para la hoja verde y la canchada están por debajo de las pretensiones que tenían productores y secaderos e incluso por debajo de los estudios de costos elaborados por el propio instituto y las distintas asociaciones, sin embargo advirtió que “la realidad del mercado indica que no se podía estirar mucho más el precio”.

Enfatizó además que la alternativa a acordar 5,10 pesos para el kilo de hoja verde en el seno del INYM, era dejar la definición de precios en manos de un laudo de Nación y que no había ninguna certeza de que por esa vía se pudiera conseguir un mejor valor.

“Se evaluaron los costos, cada sector llevó los suyos, se analizaron todos esos datos, pero también se tomo en cuenta la variación de precios en góndola de las principales marcas en los mercados más importantes, que aumentaron muy poco”, explicó.

Re se mostró preocupado por el incremento en la cantidad de canchada y yerba mate elaborada que permanece almacenada en depósitos de molinos y secaderos. Explicó que ello responde a que en los últimos dos años se cosecharon grandes volúmenes de hoja verde, mientras que las ventas al mercado interno se mantienen estancadas y las exportaciones cayeron 33 por ciento.

Ante este panorama, la demanda de hoja verde mermó y algunos secaderos dejaron de operar un mes antes del cierre de la cosecha, lo que perjudica las condiciones en las que se negocian los precios y en las que se desarrolla el mercado yerbatero.

JRC EP