Yerba: Garay coincidió en el reclamo para controlar la calidad del producto e insistió en necesidad del Centro de Transacción

yerba_mate_molida_fyo_precio_exportacion-74bj95fb2jq0

José Luis Garay, el ministro del Agro de la provincia contó en Radio Libertad que participó ayer de la reunión con productores yerbateros que tuvo lugar en San Vicente. Dijo que ya se está avanzando en algunos de los reclamos expresados.

[audio mp3="http://static0.misionesonline.net/wp-content/uploads/2017/02/Jos%C3%A9-Lu%C3%ADs-Garay-Ministro-del-Agro-de-Misiones-RADIO-LIBERTAD-503a9osd7mb0.mp3"][/audio]

José Luis Garay, ministro del Agro de Misiones en Radio Libertad

yerba_mate_molida_fyo_precio_exportacion-74bj95fb2jq0

 

José Luis Garay, el ministro del Agro de la provincia contó en Radio Libertad que participó ayer de la reunión con productores yerbateros que tuvo lugar en San Vicente. Dijo que ya se está avanzando en algunos de los reclamos expresados.

José Luis Garay, ministro del Agro de Misiones en Radio Libertad

“Hay un punto en el que todos están de acuerdo que es el control en el contenido de palos en el paquete de yerba y lamentablemente hay sectores que están operando para que esto no se cambie y se siga como hasta ahora”, dijo. A ello agregó que este mecanismo facilita que pueda haber “alguna trampa” y que como no se cuenta con un método de control cierto, se continúe con un porcentaje de palo que nada tiene que ver con lo establecido.

Garay sostuvo además que hoy tampoco se posibilita que los profesionales del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) puedan controlar la cantidad de palos  y que se sabe que alguno industriales también estarían “operando y lo digo en potencial porque en la mesa yerbatera nos llegó información de que muchos están a favor del cambio y otros no”.

“Hoy hay métodos de mayor precisión y esto es un hecho. Hoy esto redundaría en mejoras en la calidad y así poder controlar la oferta y demanda sin tener que llegar a la cupificación u otra medida”, añadió.

El funcionario dijo también que en el caso de la compra venta y en particular al reclamo de que no se paga el precio establecido, seguirán insistiendo con la idea del centro de transacción. “Se va avanzando con el censo o registro yerbatero, ahora se han incorporado más localidades y nosotros pretendemos que tenga más velocidad. Yo entiendo que el centro de transacciones es la solución. Vos tenés un mercado regulado, donde se fija el precio de la hoja verde, el precio de la canchada, donde está libre el del molino y no hay impedimento de que todas las transacciones sean registradas. No es que tener que ver qué precio tiene el vecino. Esa información tendría que ser conocida por todos los actores y debería ser transparente.  Lamentablemente veo que hay poca decisión de trabajar en este centro de transacción electrónica y es un reclamo que se presentó ayer al INYM y creo que se tiene que resolver. La decisión está en manos de ellos, hay que acelerar el proceso”, dijo.

Ayer el presidente del INYM habló de que se va a avanzar en las básculas, en el control de las mismas, en inversiones para los secaderos que no tienen el cabezal electrónico y avanzar en un sistema informático para toda la provincia, donde también se podría incluir los medios de pagos.

A modo de ejemplo explicó cómo funcionaría el centro de transacción.  “En un momento se había hablando de un gran centro de operaciones que concentre, pero creo que se puede hacer un centro de información donde la operación entre el productor y el secadero esté registrada, que nosotros tengamos conocimiento y que a su vez se deposite en la cuenta. Esto es muy simple y en muchos lugares inclusive en cooperativas ya lo están haciendo y no tienen ningún inconveniente. Al que quiere hacer trampa no le gusta este sistema porque no permite pagar otro precio del establecido”.

 

Finalmente sobre el nuevo precio adelantó que ya se está trabajando en esa cuestión en el INYM y que en cuanto al tabaco habrá una reunión el lunes 6 con la idea de lograr un acuerdo ya que se espera empezar con el acopio el 20 de febrero.