El acopio de tabaco superará los 30 millones de kilos, muy por encima de lo proyectado

El subsecretario de Tabaco de la provincia, Carlos Pereira destacó los resultados del acopio de tabaco y resaltó que el criollo misionero haya superado el millón de kilos, monto que es histórico. En el caso del burley alcanzó más de los 29.500 millones.

Carlos Pereira. LT4

Carlos Pereira, subsecretario de Tabaco de la Provincia sostuvo que el acopio de tabaco de este año finalizó con cifras positivas.

 

«El resultado más que importante es que superamos los 30 millones de kilos entre el criollo misionero y el burley», anunció.

 

Acopio de tabaco

 

 

Precisó que históricamente hace mucho tiempo el criollo misionero no superaba el millón de kilos y 29.500 millones para el burley y lo que se pudo pagar en el acopio de tabaco superó los 2.600 millones de pesos.

 

El Subsecretario de Tabaco de Misiones señaló que están un poco atrasados entre 40 y 45 días el pago del retorno, pero esperan que la situación pronto se normalice.

 

«Creemos que ni bien se normalice se regularizará la situación. Seguimos con los problemas del covid-19 en Buenos Aires y eso retrasa los pagos, al igual que están retrasados los de las obras sociales, pero se siguen atendiendo a los productores tabacaleros porque Rentas Generales de la Provincia adelantó más de 100 millones de pesos, pero sí creemos que en el mes de agosto se irán depositando los recursos que corresponden a las tres entidades».

 

Pereira resaltó que la cooperativa fue la que más cumplió y que pagó el mejor promedio. «Se cumplió en tiempo y forma y la cooperativa compró el excedente y estuvo más cerca del productor».

 

 Temporada posterior al acopio del tabaco

Explicó que las expectativa sobre el trabajo de los productores a raíz de finalizada la temporada del acopio de tabaco son positivas y harán los registro de un certificado para que las empresas pasen el monto definitivo.

 

«Pero se va a superar los 28 millones previstos para el 20-21. Esto habla que no habrá muchos productores que queden fuera del circuito, sino que algunos se van a incorporar y esto trae tranquilidad para el sector».

 


 

 

Inminente fallo y recusación: aumenta la tensión entre una cigarrillera y todo el arco tabacalero en una batalla que a Misiones ya le costó más de 4.200 millones de pesos

 

Un grupo de empresas cigarrilleras consiguió pagar menos impuestos gracias a amparos judiciales. La AFIP reclamó ante la justicia con el respaldo de las provincias tabacaleras, de las asociaciones de productores y de las demás fabricantes de cigarrillos.

 

El casó escaló hasta la Corte Suprema que se disponía a fallar. Pero las empresas beneficiadas por los amparos jugaron una carta que podría demorar el trámite: recusaron al presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz. Los amparos ya le costaron al Estado y a los productores misioneros más de 4.200 millones de pesos en los últimos cuatro años.

 

La prolongada disputa judicial que enfrenta por un lado a un grupo de fabricantes de cigarrillos, el más importante de ellos Tabacalera Sarandí, y por otro lado a la AFIP con el respaldo de prácticamente todo el sector tabacalero y de las provincias en las que se practica ese cultivo, estaba cerca de una resolución que se presumía favorable para los intereses de Misiones, pero la recusación presentada hoy por la empresa contra el presidente de Corte podría acarrear nuevas demoras.

 

El conflicto comenzó cuando Tabacalera Sarandí consiguió, mediante un amparo judicial, pagar mucho menos impuestos que las demás cigarrilleras con el argumento de que se trataba de una Pyme. Gracias a eso logró una ventaja comparativa respecto a sus competidores y creció hasta manejar en la actualidad alrededor de 20% del total del mercado nacional, principalmente con su marca Red Point.

 

Desde el sector advierten que ese meteórico crecimiento llevó a Sarandí a dejar de ser una Pyme ya que facturaría más de 20.000 millones de pesos al año y tiene un convenio con la cuarta tabacalera más grande del mundo, la empresa multinacional británica Imperial Tobacco.