Uruguay abre una nueva oportunidad para el tabaco misionero

tabaco misionero

Uno de los países más anti tabáquicos del mundo, Uruguay, acaba de habilitar la importación y venta de dispositivos electrónicos que calientan tabaco, levantando así una prohibición que regía para este tipo de productos desde 2009. Así se abre una nueva oportunidad para el tabaco misionero.


Por otro lado mantiene la prohibición de comercialización para productos que calientan líquidos, es decir, los llamados cigarrillos electrónicos.

 

Los productos que calientan tabaco se presentan como mejores opciones para el tabaco “burley”, que se cultiva en Misiones.

 

 

Cabe señalar que no solo Uruguay aprobó esta variante, sino lo hizo en línea con la FDA de Estados Unidos que considero que “los datos presentados muestran que comercializar estos productos en particular con la información autorizada podría ayudar a los fumadores adultos adictos a dejar de fumar cigarrillos de combustión y reducir su exposición a productos químicos nocivos”.

 

La agencia “charrúa” en tanto asegura textualmente que estos productos “cuentan con una validación científica suficiente para justificar su exclusión en la prohibición”.

 

 

Una buena noticia para Misiones

 

Según el presidente de la CoTTaProM, Comisión técnica del tabaco de la provincia de Misiones, Ing. Rene Urbieta, se trata de una buena noticia, agregando que “sabemos bien de la sostenida caída del consumo tradicional de los cigarrillos, como así también el crecimiento exponencial de los nuevos dispositivos”.

 

Acá estamos ante uno de los denominamos nuevos productos”, dijo Urbieta, “se trata de una oportunidad para el tabaco burley misionero y esto aporta previsibilidad a la actividad en Misiones”.

 

Incluso, expresó “entendemos que alrededor del mundo hay 18 millones de personas que ya son habituales consumidores de esta forma de consumir nicotina”.

 

Por otro lado, Urbieta, manifestó que “sabemos que es una tecnología mediante la cual se calienta tabaco seco, respecto de los que existen datos científicos que indican que los mismos resultan en una menor exposición de los usuarios a las sustancias tóxicas asociadas al consumo tradicional de tabaco y que el tabaco burley puede ser un componente importante”.

 

Finalmente, admitió que se trata de una nueva oportunidad para el tabaco misionero, que difiere de los denominados electrónicos que no llevan tabaco