Con la técnica de rama madura, que promueve el INYM, el productor Drebel incrementó 50 por ciento el rendimiento del yerbal

En el yerbal de la familia Drebel se realizó la primera capacitación sobre la rama madura para mejorar el suelo y el rendimiento del cultivo en El Soberbio. Fue el viernes, organizado por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) junto a la Municipalidad local y a la Cooperativa Agropecuaria Yerbatera El Soberbio Limitada, y el acompañamiento del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

 

Desde temprano, productores de chacras vecinas se acercaron al lugar y compartieron, primero, una charla brindada por la ingeniera agrónoma Gabriela Silva Dico, del Servicio de Extensión yerbatero del INYM, y el técnico del INTA, Gilberto Dorr, y luego se trasladaron al yerbal para la realización de prácticas de poda de las plantas de yerba mate.

 

rama madura

 

“Fue una jornada muy enriquecedora, charlamos sobre cómo prevenir y controlar el Mal de la Tela, también sobre sistematización de caminos para cuidar el suelo y el agua, cubiertas verdes y poda de rama madura para incrementar los rendimientos de las cosechas”, reseñó Gabriela Silva Dico.

 

El lote donde se realizó la capacitación tiene dos hectáreas, con 2.600 plantas que fueron implantadas hace 8 años. Este es el segundo año que Drebel realiza la poda de rama madura, que es la técnica que el INYM promueve, y los resultados son buenos. “El año pasado cosechamos 5.500 kilos de hoja verde por hectárea y este año vamos a llegar a 10.000 mil, o sea vamos a tener un aumento de 50 por ciento”, contó el anfitrión.

 

 

El yerbal de Drebel se completa con otras seis hectáreas de yerba mate, de distintas edades y rendimientos más bajos. “Las primeras dos hectáreas fueron plantadas por mis padres, José Guillermo y Celia, hace más de 50 años y esas plantas hice rebaje total el año pasado porque el rendimiento era muy bajo. En general, en el total de la superficie, en las 8 hectáreas de yerba, el rendimiento promedio es de 4.500 kilos de hoja verde por hectárea, y el lote que mejor rinde es donde realizó corte de rama madura”, expresó.

 

Sobre la capacitación, el productor manifestó que “fue muy satisfactoria, conocimos sobre manejo de suelo y tipos de cubierta verde, planteamos por ejemplo el problema que teníamos con la mucuna que trepa en las plantas de yerba, y nos enteramos que hay mucuna enana y también pasto elefante enano que pueden funcionar para ayudar en la fertilidad del suelo “, indicó Drebel, quien no usa productos químicos en las plantaciones.

 

 

“En este yerbal -continuó- se intentó hacer cubiertas verdes implantadas, pero siempre hubo mucha maleza que ganó terreno, como la cola de zorro y lo que acá llamamos ‘hoja de canivete’, que es una gramínea, y eso pasa en otras chacras, entonces viene muy bien escuchar a los técnicos con alternativas y en nuestro caso ya decidimos que vamos a retomar con cubiertas, este año vamos a plantar ray grass”, detalló.

 

Con respecto a la recién conformada Cooperativa, Natalicio Debel, quien ejerce como Presidente de la misma, destacó que “es un viejo anhelo de muchos productores y es una necesidad, porque en esta localidad casi no tenemos industria, sólo un secadero en funcionamiento, o sea que prácticamente no tenemos cómo agregar valor a nuestra producción; actualmente la hoja verde de El Soberbio viaja 30, 50 y hasta 70 kilómetros, según donde esté el yerbal, hasta llegar a un secadero en San Vicente”.

 

 

El objetivo, ponderó, “es poner en funcionamiento un secadero con tecnología de punta, abaratar costos para nuestros agricultores y dinamizar localmente al sector yerbatero”.

 

Además de los nombrados, estuvieron presentes Ricardo Leiva, en representación del Ejecutivo local, y el director de Agro municipal, Carlos Rodríguez.