El presidente del INYM afirmó que el límite a las nuevas plantaciones de yerba mate aprobado hoy es una medida “justa y equitativa”

Juan José Szychowski, presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) señaló que la medida adoptada por el Directorio del instituto apunta a que sea “má s justa y equitativa” las plantaciones, dado que desde ahora está limitado a un máximo de 5 hectáreas por año por productor inscripto.

Juan José Szychowski- Radio Republica 

Juan José Szychowski, presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

 

El titular del INYM negó que se evalúe cualquier tipo de medidas que implique una limitación a los kilos de yerba mate cosechados. “En este momento el consumo interno y las exportaciones están bastantes balanceadas”, señaló.

 

Consultado sobre la información de que el Directorio del INYM limitó los cupos anuales de plantaciones de yerba mate manifestó que “los que posean determinados millones de kilos se van a cosechar menos kilos”. Aunque aclaró que en ese sentido no se tomó intervención y tampoco está en estudio ninguna norma respecto a los volúmenes cosechados.

 

Lo que aprobó el instituto es una regulación de las plantaciones, donde se va a permitir que cualquier productor pueda plantar 5 hectáreas por año, y sumado a esto de acuerdo al volumen que tengan plantado un 2 por ciento más de plantaciones para mantener la capacidad productiva de cada uno de los yerbales de Misiones y Corrientes”, precisó.

 

Szychowski comentó que esta medida fue tomada debido a que el directorio anterior en el año 2017, por pedido del sector de la producción, por unanimidad votó la prohibición de las plantaciones de yerba mate por tres años. Luego el gobierno de Mauricio Macri no aprobó esta medida.

 

Pero este año, más precisamente el 15 de junio, ingresó nuevamente una nota del sector de la producción y cooperativo solicitando que se regulen las plantaciones hasta un máximo de 5 hectáreas por productor.

yerba mate

El INYM aclaró que las limitaciones se refieren a plantación no a la cosecha.

A raíz de este pedido es que durante la jornada de este jueves el directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate resolvió limitar las nuevas plantaciones para evitar una sobreoferta de materia prima.

 

De esta forma todos los productores, sin importar el tamaño podrán incorporar hasta 5 hectáreas por año de nuevas plantaciones, todos podrán replantar hasta el 2 por ciento de su superficie. Todos pueden replantar las plantas secas o muertas.

 

Además, los productores que planten sin autorización tendrán una sanción equivalente a 5 mil kilos de yerba canchada.

 

“Pienso que esto no puede generar un problema con el sector industrial porque hace cuatro años atrás pidieron que se prohíba las plantaciones”, subrayó Szychowski.

 

Calidad del producto

Por otro lado, se refirió a la calidad de la yerba mate, en ese sentido contó que dentro del instituto se incluyó un “área de calidad” donde se realizan los controles en cuanto a la calidad del producto, tanto del interno como los que son importados.

 

Tal es así, que a todos los transportes que ingresan al país con yerba mate son sometidos a un control de calidad microbiológico y también de cantidad de palo y solamente pueden continuar el recorrido si están en condiciones, de lo contrario se debe adecuar a las normas del código alimentario argentino.

 

“Nosotros no podemos intervenir en cuanto a la cantidad de kilos, esto es una operación que está autorizada por las autoridades nacionales y mientras cumplan las normas de calidad pueden seguir trayendo yerba”, explicó.

 

Dia Nacional de los Tareferos

En el marco del “Dia Nacional de los Tareferos”, el titular del INYM señaló que es necesario realizar un trabajo para asistir y dar mejores condiciones laborales a estos trabajadores, dado que la riqueza del sector productivo yerbatero de la provincia inicia con ellos.

 

En ese sentido destacó el trabajo que realizan al cosechar la yerba y mencionó que desde el INYM se llevan a cabo gestiones que apuntan a proveer de herramientas para mejorar y facilitar la cosecha, además de proveer indumentaria y brindar asistencia mediante el Programa Interzafra.

 

Al mismo tiempo señaló que si bien siempre hubo problemas con el traslado de los tareferos, actualmente se mejoró en ese aspecto, ya que se implementó en muchos casos el uso de colectivos.