Cooperativa Sargento Cabral, 40 años de aporte a la economía social

La Cooperativa Sargento Cabral cumplió 40 años el mes de junio y mantiene intacto su rol de propiciar la economía social –comunitaria en Los Helechos, en la zona centro de Misiones. “Detrás de la Cooperativa están las familias, y nosotros como dirigentes tenemos como prioridad cuidar a esas familias, asegurando la compra y el pago justo a quienes trabajan en las chacras con la yerba mate”, manifestó el titular de la entidad, Oscar Siruk.

 

En el lugar estuvieron, el martes pasado (20 de julio), el presidente y el vicepresidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), Juan José Szychowski y Ricardo Maciel, y el representante de Cooperativas en el Directorio de la Institución, Danis Koch. “Estas organizaciones son el respaldo directo de miles de productores y motorizan la economía en los municipios; nosotros desde el INYM tenemos la determinación de fortalecerlas”, sostuvo el Presidente.

 

“Gran parte del crecimiento de Misiones tuvo como base y se sostiene con estos emprendedores; no caben dudas que este es uno de los ejes importantes que deben seguir siendo apuntalados”, agregó, por su parte, el Vicepresidente. “Vinimos a conocer en el lugar cómo están trabajando y ver de qué manera podemos consolidar el lazo entre cooperativas y el INYM, en apoyo al aporte que hacen en la comunidad, generando trabajo y certidumbre para los agricultores”, ponderó Koch.

 

Cooperativa Sargento Cabral: De cuna barbacuá

 

La Cooperativa Sargento Cabral comenzó a gestarse en el año 1979. Preocupados porque los secaderos barbacuás lentamente quedaban atrás, los vecinos de Los Helechos decidieron unirse y organizarse para reactivar la actividad yerbatera.

 

“En la década del 60, este municipio contaba con 80 barbacuás, era la Capital de los Barbacuás. Después, año a año, se fueron cerrando. Entonces, en junio de 1979, los productores se juntaron en la casa del señor José Lipijko, formaron la Cooperativa y mediante el aporte de cada socio se fueron organizando, buscando recursos, aportaron parte de la yerba que tenían para la construcción de la sede, el metalúrgico Julio Nakatsuka construyó el secadero a cinta y el predio fue donado Basilio Kubiuk, hasta ensamblarse todo. En 1981 se empezó a trabajar con yerba mate canchada”, explicó Siruk.

 

Los socios fundadores de la Cooperativa Sargento Cabral son: Teodoro Boñluk, José Basiluk, Mateo Dula, Juan Ferendiuk, Timoteo Hrycyna, Greogorio Herba, Gregorio Horoszuk, Nicolás Kosaczuk, Juan Kosaczuk, Basilio Jibitz, Claudia Lokowick, Bladimiro Mielniczuk, Casimiro Marchuk, Esteban Ostratiuk, Pedro Bojko, Pedro Bajura, Wladimiro Dula, Pablo Ferendiuk, Basilio Goral, Pedro Herba, Miguel Kosik, Jorge Komatsu, Basilio Kobiuk, José Lipijko, Wladimiro Mojsiuk, León Marchuk, Baldimiro Ostratiuk, Mateo Poplawski y Esteban Siruk.

 

Hacia la diversificación

 

Actualmente la Cooperativa Sargento Cabral procesa un promedio de 900 mil kilos de hoja verde por año, materia prima que es provista por 25 socios, todos pequeños productores. “Cuidamos mucho a los socios, mantenemos siempre un stock de yerba canchada, buscando obtener un buen precio y así poder pagar en la misma medida la hoja verde; cuidamos mucho también la calidad del producto, nos conocen por el sabor cercano al barbacuá y es lo que buscamos lograr siempre”, señaló.

 

Se prevé diversificar los servicios. “Desde hace dos años contamos con un vivero de yerba mate para abastecer a los socios, para que repongan las plantas que se murieron o están muy viejas, y estamos evaluando incursionar también en la producción de pollos y cerdos, y de esa manera contar con actividades durante todo el año, más allá de la cosecha de yerba que dura sólo algunos meses”, adelantó.

 

El aspecto social y cultural tiene mucha presencia aquí. “Gran parte de los fundadores y socios de la Cooperativa Sargento Cabral son descendientes de inmigrantes y entre esos inmigrantes un japonés que para nosotros es toda una Institución: el señor Jorge Federico Komatsu, quien estuvo desde el inicio, por lo que fue reconocido recientemente; hoy tiene 80 años de edad y se desepeña como vicepresidente honorario de la entidad”, contó Siruk. “Una de nuestras principales líneas es conservar a la familia cooperativa, una o dos veces por año compartimos una comida todos los socios en la misma sede”, continuó.

 

Es que “detrás de la Cooperativa están las familias, y nosotros como dirigentes tenemos como prioridad cuidar a esas familias, asegurando la compra y el pago justo a quienes trabajan en las chacras con la yerba mate”, acotó.

 

Apoyo institucional

 

La Cooperativa Sargento Cabral atravesó momentos económicos difíciles, pero mediante el apoyo del Estado, logró superarlos. “En el 2005 tocamos fondo, y gracias a un crédito que nos otorgó el Gobierno, que hemos devuelto en tiempo y forma, pudimos salir adelante”, indicó Siruk. “Es muy importante la presencia de instituciones para que entidades como la nuestra, que trabaja con absoluta honestidad y debe competir con quienes no trabajan de la misma forma, puedan crecer”, enfatizó.

 

En esa línea, el cooperativista destacó las acciones del INYM. “Siento al Instituto como propio, estuvimos en las luchas para lograr su creación y valoro mucho que hoy su presidente y también su vicepresidente, Juan José Szychowski y Ricardo Maciel, y el director Koch nos visiten; para nosotros eso es histórico, porque generalmente los funcionarios no salen de la oficina y en este caso sí; eso permite conocer de cerca cómo estamos y así ir mejorando al sector”, concluyó Siruk.