“Se tiene que terminar el desorden económico y empezar a producir”, sostuvo un empresario del sector ganadero sobre las medidas tomadas por Nación

 

Este rubro es uno de los que más aumentos experimentó en los últimos meses, de acuerdo a informes y estadísticas. Mote sostuvo que la carne tiene un valor “real que refleja lo que vale” pero que la situación se agrava por el los bajos ingresos y el atraso salarial.

 


Abel Mote – Misiones 4

 

“Estamos hablando de salarios reales que no superan los 120 dólares mensuales, cuando el mundo desarrollado está hablando de un ingreso de 1500 dólares”, comentó.

 

Meses atrás, una de las medidas que tomó el Gobierno Nacional fue limitar las exportaciones de carne con el fin de evitar una suba en los precios. Desde el sector ganadero advirtieron que esto no funcionaría debido a las brechas cambiarias y la falta de promoción de producción. “En algún momento se tiene que terminar el desorden económico y empezar a producir”, expresó el empresario.

sector ganadero

Además, sostuvo que aplicar una mirada netamente “administrativa” de la economía genera este tipo de complicaciones en la economía cotidiana. En concordancia con esto, manifestó que “si no hay producción no hay recursos para pagar los salarios” y que es necesario aprovechar positivamente los beneficios que otorga el suelo argentino.

 

Respecto de la situación actual, Mote señaló que hoy en día el precio de exportación de novillo se ubica en 1,5 dólares que a valor oficial queda en $140 pesos. De realizarse estas transacciones al valor de dólar paralelo, el precio de exportación ascendería a $307 pesos.

 

En este contexto, criticó la amplia brecha que existe entre los tipos de cambio ya que atrasa los valores y no permite el crecimiento del sector. De exportar a valor paralelo, afirmó que desde el sector “estaríamos exportando mucho y generando puestos de trabajo”.

 

Por otro lado, remarcó que es necesario que el Gobierno Nacional escuche al sector productivo ya que la reducción de ganancias en las empresas produce una caída en los salarios. Recordó además que la Argentina “exporta commodities” y no productos con valor agregado que permitan avanzar en un plan de industrialización del país.

 

En cuanto a  las retenciones, sostuvo que es necesario promover la producción mediante una baja en los impuestos y alentando a que se tomen nuevos puestos de trabajo. “El ingreso sube proporcionalmente al crecimiento, y eso es un círculo virtuoso al que se debe aspirar”, agregó.

 

Lee también: El precio de la carne tendría nuevo aumento antes de fin de año en Argentina

sector ganadero

En vistas al año 2022, explicó que en el escenario actual es imposible hacer conjeturas respecto de precios y disponibilidad de carne. Asimismo, remarcó la importancia de mejorar el poder adquisitivo para evitar que el problema continúe agravándose. “Nunca llegamos a tener ingresos tan bajos como tenemos hoy, estamos equivocados en el enfoque”, afirmó.

 

Mote indicó que el problema de precios se debe a una baja estabilidad del peso. Ya que la misma no funciona como parámetro de compra-venta y no permite el ahorro. “En la economía necesitas de esos factores para realizar un análisis”, añadió. Sin previsibilidad económica y sin estabilidad política adelantó que será complejo realizar proyecciones para los próximos meses.

 

Para finalizar, sostuvo que para generar una mejora en la economía y mayor crecimiento es imperioso brindar oportunidades reales a la ciudadanía. “Hacia dónde va el país, no tenemos la más mínima idea, y con respecto a la carne hay todo tipo de precios y valores”, agregó.