Desde el INYM confirman que hay varias marcas de Yerba Mate comercializadas sin estampilla ni controles de calidad

 

 

Se vio que hubo calidades que no eran las óptimas para estar en el mercado así que seguiremos haciendo un seguimiento y controlando en base a análisis sobre ellos”, confirmó el director del Instituto Nacional de Yerba Mate, Marcelo Hacklander.

 

Desde el Instituto están planificando nuevas jornadas de control y trabajo para garantizar los niveles de calidad establecidos en las últimas normativas. “Estamos saliendo para hacer los controles en góndola, y en zonas donde sabemos que se comercializa la yerba”, agregó. 

 

“Fue bastante interesante la sorpresa que nos llevamos al ver tantas marcas sin estampillas y sin ningún tipo de control”, expresó. Frente a esta situación recordó a los consumidores la importancia de adquirir productos que cuenten con las estampillas del INYM y las certificaciones correspondientes. Esto se debe a que estas garantizan cierto nivel de calidad y seguridad, a diferencia de aquellas que no las tienen. 

 

“Hay muchísimas marcas, es impresionante la cantidad que hay sin el control y sin el aval nuestro para ser comercializadas”, advirtió. 

 

En la jornada de hoy se realizará una reunión de la comisión fiscalizadora con miembros del directorio del INYM para tratar esta problemática. Así lo adelantó Jonás Peterson, director de Producción del INYM, quien además agregó que se tratan de marcas a nivel nacional. Si bien aún no se dio a conocer cuáles son las afectadas, se espera que tras este encuentro se puedan publicar los nombres correspondientes. 

 

Peterson aclaró que el tema “es preocupante” para el INYM ya que este tipo de productos “no tienen ningún control de calidad”. “Nosotros tenemos que cuidar que lo que se vende como yerba mate encuadre dentro de lo que exige la Nación y que sean productos saludables”, agregó. 

 

Discusiones por el precio de la hoja verde

Una semana atrás, se llevó a cabo una reunión entre el presidente del INYM, Juan José Szychowski, y la titular de la Dirección Regional Posadas AFIP-DGI, Elsa Clara Fernández. En el encuentro también estuvieron presentes representantes del sector productivo, y allí se analizaron diversas directrices de trabajo para los próximos meses. La discusión central gira en torno al precio de hoja verde, que según miembros del INYM está por debajo de la zafra de septiembre. 

 

Hacklander explicó que en esta ocasión fueron 6 las entidades que se sumaron al encuentro, momento en que decidieron “trabajar junto a productores para que no se malvenda el kilo de yerba verde”.

 

Las entidades que se sumaron al reclamo por precios son de diferentes localidades, entre ellas mencionó algunas de San Pedro, Comandante Andresito, Zona del Alto Uruguay, Jardín América y Oberá. 

 

Según el director, hubo propuestas de secaderos para comprar el kilo de hoja verde a un precio menor al ubicado el pasado mes de septiembre. “Nosotros queremos que el productor no regale su esfuerzo, queremos que los precios se mantengan, y es más, ya deberían de haber subido”, afirmó. 

 

Asimismo, aseguró que es necesario garantizar el incremento del precio para mantener el poder adquisitivo y el mantenimiento de los costos de producción. “Hay fertilizantes que aumentaron su precio en dólares, casi un 50% y eso nos da una idea acerca de lo que cuesta hoy un insumo importante”, manifestó. 

 

En relación a la suba de insumos importados para la producción, destacó que cada vez más será necesario avanzar en la implementación de técnicas de plantación “orgánicas” y “naturales”. Para evitar así, depender de los valores internacionales al momento de definir el precio local. 

 

“Empezamos a ponernos de acuerdo y organizarnos para evitar la venta por debajo de los precios de septiembre”, añadió. Respecto del stock en depósito, contó que algunos productores cuentan con materia prima suficiente para los próximos meses, mientras que otros varían en sus márgenes de ampliación de producción. 

 

Acerca de los resultados de la reunión, Peterson sostuvo que se avanza en una campaña “muy fuerte” junto a productores para que no se alarguen los plazos de pago y que no disminuyan los precios. En este sentido, aclaró que “muchas veces la industria busca que el pequeño productor le financie la elaboración”. 

 

“No vamos a permitir que ahora, porque los productores necesitan vender su producto, sean pagados por debajo del precio o a plazo”, afirmó respecto de la situación actual. En este sentido, adelantó que «se amerita de unidad del sector» para no responder a las bajas ofertas de los secaderos. 

 

«No tenemos que ser financistas de un sector que económicamente siempre estuvo mejor que nosotros», finalizó.

 



Marcelo Hacklander – FM Express

Jonas Peterson – FM Express