Emergencia hídrica | Desde el Ministerio del Agro advierten que las pérdidas productivas alcanzaron el 50%

sequías en Misiones

En el marco de déficit hídrico y las altas temperaturas que llegaron a puntos récord en enero, Ibarguren señaló que el organismo que representa relevó y generó diagnósticos para estimar las pérdidas productivas debido a las sequías en Misiones y configurar un plan de acción en el marco de la Ley de Emergencia Agropecuaria.

 


Martín Ibarguren – Radio Tupá Mbaé

 

En este sentido, agregó que buscarán presentar un proyecto de recuperación de la vegetación y protección de vertientes. “Buscamos garantizar la soberanía alimentaria, la protección de la biodiversidad, de los recursos naturales y garantizar el arraigo rural y la posibilidad de que las familias puedan seguir viviendo en las chacras”, remarcó el subsecretario.

 

El informe fue realizado en colaboración con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) arrojando como resultados la pérdida del 50% de la producción, índice suficiente para la declaración de la emergencia en todo el territorio.

 

“El 29 de diciembre presentamos el documento que fue tratado y aprobado en la Comisión de Emergencia Agropecuaria. Ahora haremos operativa la requisición de recursos a Nación para paliar la situación”, expresó el funcionario.

 

Debido a la gran cosecha del año pasado, los productores invirtieron en la plantación de hoja verde, sin embargo, las condiciones climáticas perjudicaron los plantines jóvenes.

 

Para solventar esta problemática desde la subsecretaría desplegaron diversos planes de acciones a corto y largo plazo. “Ya estamos trabajando en territorio con créditos de $100.000 de muy fácil acceso para comprar mangueras y bombas para los cultivos intensivos de rotación rápida”, especificó.

 

Además, indicó que, para atender a la producción animal, adquirieron 600 mil kilos de maíz y alfalfa de otras provincias, siendo otorgados las asociaciones ganaderas para generar fondos rotatorios y que los productores puedan comprarlos a precio de costo. En algunos casos los municipios colaboran con aporte financiero permitiendo que el valor sea menor al de mercado.

 

Como proyecto a largo plazo, adelantó que se encuentran construyendo un borrador que presentarán a la Secretaría de Emergencia dependiente del Ministerio de Agricultura de la Nación, que incluye arborización, protección de vertientes, pozos perforados y la transformación total del sistema productivo para articular las instituciones del sector público con las privadas mediante la constitución de consorcios.

 

Estos consorcios estarían equipados con sistema de riesgo compartidos, combate de incendio y manejo hídrico a través de la sistematización de suelos y caminos que, según el antropólogo, proveerá una adaptación al cambio climático y mitigación de los efectos de los eventos meteorológicos.

 

“Ayer hubo una reunión con importantes representantes en donde hablamos sobre estos proyectos, contemplamos aportes del sector privado y de otros organismos”, relató.

 

Por otra parte, las ferias francas y los mercados de las grandes urbes también se vieron perjudicados con la disminución de alimentos. Advirtió que coordinan las solicitudes de los feriantes con el presidente de esta organización y Agricultura familiar  por medio de  distintas vías.

 

Los incendios y la pérdida productiva

 

“Sostuvimos que además del sector forestal, los incendios afectan al sector agrícola y ganadero”, expuso. La pérdida de la humedad de los montes se convierte en un agravante más que debe ser tenido en cuenta como así también la transformación de las labores y prácticas de rozados que son cada vez más peligrosas.

 

“Me parece que la dimensión de la catástrofe que está atravesando Corrientes resaltó la problemática de incendios, pero también tenemos la emergencia agropecuaria por sequía que es mucho más silenciosa y con consecuencias más profundas”, opinó.

 

“La realidad de Misiones no es la misma que la de Corrientes, la provincia está muy bien preparada para este tipo de situaciones, aunque tenemos falencias, temas que corregir y recursos escasos”, dijo. Los equipamiento de brigadistas y la autoorganización de  productores para cuidar sus chacras son, para el funcionario, elementos indispensables en la lucha contra el fuego.

 

“Misiones tiene mucha conciencia respecto a lo que significa el monte nativo tanto en las áreas de reserva o de monte bajo, debemos valorizar y utilizar el chipeo en vez del rozado”, declaró.