El INTA presentará el Sistema Silvopastoril en Cerro Azul para recría de ganado

sistema silvopastoril

Asimismo, resaltó la alta productividad que hasta el momento se logró con este plan. Comentó que como parte del primer módulo presentado están trabajando en 3.5 hectáreas, en las cuales logran ubicar hasta 7 vacas por hectárea.


Carlos Maidana – FM Express

Con buenos números, otros productores de la región esperan ver cómo funciona el sistema y participarán de la jornada del 19 para saber más sobre el proyecto y cómo aplicarlo.

Este sistema silvopastoril implementado en la provincia es «climáticamente inteligente, y estamos viendo que hay buena producción invernal. En este módulo, si bien se utiliza una pastura mega térmica, exótica sobre cultivo implantado de pino, «creemos que es uno de los sistemas más sustentables», sostuvo Maidana.

El objetivo de éste modulo es «fomentar e impulsar al productor a que aplique el sistema silvopastoril». En este sentido, resaltó la habilitación de nuevos lotes para trabajar ya que, comparándolo con experiencias en campo con otros sistemas, el ingeniero consideró que éste genera mayor productividad.

Sistema silvopastoril y cuidado del ganado

Al no haber pastizal, Maidana explicó que la alimentación del ganado se sustenta de derivados de maíz y soja que brindan componentes energéticos-proteicos. Con esta dieta, señaló, «se consigue un buen aprovechamiento sobre todo en la producción de carne, llegando a 380 kilos de carne por hectárea», destacó.

Por otro lado, el ganado utilizado en estas hectáreas con sistema silvopastoril son de brahman colorado y brangus colorado, sin embargo, cualquier raza criolla puede adaptarse al espacio, manteniendo la producción y rentabilidad para el productor.

En la jornada del INTA en Cerro Azul, además, se hará un control estratégico de garrapatas en novillos, actividad informativa que muestra cómo aplicar un garrapaticida al animal, en el momento en que la población de garrapatas es más débil y susceptible de ser atacada, que sería a fines del invierno. Una vez atacada esta primera generación de garrapatas, las próximas serán más leves, disminuyendo la cantidad de bichos en el ganado.