Desde APTM consideraron que la manifestación tabacalera en Buenos Aires fue un hito histórico para el sector

manifestación tabacalera en Buenos Aires

La delegación misionera ocupó cinco colectivos y varios autos para trasladarse a la capital nacional, y se destacó allí por, entre otras cosas, su tamaño. También participaron delegaciones de las demás provincias tabacaleras del país. “Queremos visibilizar la situación el sector en estos momentos”, explicó el asesor institucional de la APTM.

Para Saraceni, el sector tabacalero está “desfinanciado”, principalmente debido artilugios legales que encontraron algunas empresas para no pagar impuestos. “Algunas empresas llamadas ‘pymes’ que no son tan pymes pasaban recursos de amparo, no pagan el impuesto mínimo establecido en 2017, y eso está afectando las arcas del Fondo Especial del Tabaco, los impuestos internos, y el Fondo de Ayuda Solidario”, explicó Saraceni.

Esos son los recursos “tributados” por cada consumidor. “Son los recursos que van dentro de la estampilla de los cigarrillos”, sostuvo. Se estima que en los últimos cinco años, estos recursos perdieron el 40% de su valor real. “Eso nos afecta absolutamente, y más aún en las circunstancias económicas del país”, manifestó.

Según estimó Saraceni, respecto al año pasado, los recursos del Fondo Especial de Tabaco crecerán alrededor del 41%, mucho menos que la inflación que se proyecta en alrededor de 100%. “Respecto a la inflación perdemos muchísimo”, afirmó. También mencionó la situación internacional, manifestada por la crisis en Ucrania y presente asimismo en el mercado, y la competencia de Brasil como otros importantes factores.

“Es una situación límite”, indicó. En Buenos Aires comenzaron las primeras comunicaciones con la Justicia. “Le dijimos ‘acá estamos nosotros, y si se le sigue dando lugar a recursos de amparos a estas mal llamadas pymes, los afectados somos nosotros’”.

El asesor de la APTM nombró especialmente a las empresas Sarandí y Broadway, entre otras, como las principales culpables de no tributar, al ser beneficiadas por recursos de amparo. “La primera manifestación fue frente al Palacio de la Justicia. Nos recibió un juez y pudimos plantear nuestra realidad. Después fuimos a la AFIP, que nos preguntamos ‘¿por qué no cobra mientras nos siguen estafando?’”, aseveró.

En el segundo día de movilización, tuvieron una reunión con la Secretaría de Agricultura con el “segundo en jerarquía de la AFIP” y el secretario de Agricultura de la ciudad. “Allí planteamos la problemática nuevamente, y asumieron el compromiso de generar una mesa de tabaco que se reunirá una vez por mes, con todos los actores de la actividad para solucionar estas cuestiones”, explicó.

También plantearon la cuestión en la Comisión de Economía Regional, que está conformada por distintos diputados nacionales. “Estuvimos encargados de plantear la problemática, resaltamos la labor de los diputados misioneros y de nuestro ministro de Agro, Facundo Sartori”, sostuvo Saraceni, afirmando que “en esto no hay cuestiones políticas, ni nada que se parezca”.

Ahora, exigen que sus pedidos sean debidamente implementados. “Es un pedido de abajo, conjunto. Ante una situación límite, soluciones rápidas”, manifestó.

Por ahora lograron una propuesta de ampliación presupuestaria que logre aprobar una nueva resolución de precios para el tabaco. “Tampoco es para salvar el bolsillo de nadie, pero ayuda”, indicó Saraceni. En las propuestas del sector tabacalero también se incluyó un plan para apartar recursos para ayudar a las inversiones de los productores, que afirman estará siendo aprobado dentro de poco.

En cuanto a los problemas de atraso de pago sufridos por el sector en el área de salud y obras sociales, el asesor de la APTM aseveró que “los recursos vinieron y se pudo solucionar momentáneamente”. Los pagos atrasados están volviendo a la normalidad, afirmó.

“A fines de septiembre, necesitaremos recursos, y están previstos en un análisis de presupuesto que hicimos con el Ministerio del Agro—eso se regularizó”, comentó.
Un problema persiste, sin embargo, y es que los recursos presupuestados lo fueron con menos dinero que lo pensado.

“Se presupuestó sobre la base de un 40%, pero la inflación de salud en junio de este año fue del 71%. Estaremos en problemas a finales de año, porque quedarán cortos los recursos presupuestados”, sostuvo. Además, agradeció la visibilización de la causa. “Hay que transmitirle a la gente y a nuestros productores, para que conozcan y sepan la realidad”.

Por lo pronto, el sector estará atento “día a día” a nuevos desarrollos en las decisiones del gobierno. “Estamos enmarcados todos con una sola bandera: la del tabacalero”, finalizó Saraceni.

manifestación tabacalera en Buenos Aires