Insumos orgánicos en la producción misionera: un compromiso con la salud y el ambiente

Actualmente, Misiones se destaca por su alto potencial en el desarrollo productivo de herramientas y técnicas que permiten al productor cultivar de manera sustentable, segura y saludable.

Insumos orgánicos en la producción misionera
Araceli Arce, licenciada en Ciencias Biológicas – Facundo López Sartori, licenciado en Ciencias Políticas

Según el registro anual de productores orgánicos del año 2021 realizado por el SENASA, Misiones cuenta con 41 referentes que desarrollan productos 100% orgánicos pensados para conservar la salud de los consumidores y que proponen a mediano plazo, expandirse al mercado para asegurar y preservar el consumo de alimentos libres de químicos.

Pese al incremento de los colonos de producción orgánica en comparación a años anteriores, la mayoría de los productores de la región cultivan de manera tradicional y en ocasiones utilizan productos fitosanitarios que terminan causando un impacto negativo en el ambiente y en la salud humana. Por ello, es indispensable repensar el rol del estado en el cuidado de la biodiversidad y el uso responsable de técnicas de producción orgánica.

Frente a las nuevas demandas de alimentos producidos desde una visión sustentable con un adecuado manejo de los recursos naturales, desde el sector misionero del agro, se impulsa el uso de herramientas e insumos, como fertilizantes e insecticidas orgánicos, destinados a mejorar la calidad y el rendimiento de las chacras y los cultivos. De esta manera, se contribuye a que el productor pueda acceder a una opción para sustituir parcialmente los productos químicos.

Desde el punto de vista ambiental, cabe remarcar los múltiples beneficios que conlleva la utilización de productos orgánicos para la conservación de la naturaleza. En este sentido, es importante destacar el equilibrio ecológico que permite que se den las condiciones para proteger el suelo, el agua, el aire y la biodiversidad.

Al utilizar bioinsumos en los cultivos, es posible mejorar las condiciones del suelo, ya que se aumenta la retención de nutrientes y de agua, se incrementa la fertilidad y, cuando combinado con técnicas diferenciadas de cultivo, son capaces de reducir la erosión del suelo, promoviendo el aumento de la biodiversidad local. Al reducir el uso de fitosanitarios, se propicia un hábitat adecuado para la flora, fauna y funga silvestre, lo que permite que diversos organismos que resultan beneficiosos para los cultivos, como abejas y lombrices, puedan subsistir y nuevas especies sean capaces de colonizar.

Por otro lado, la sustitución de fitosanitarios por bioinsumos, contribuye a la disminución de compuestos que acaban contaminando los cursos de agua y las napas subterráneas; el uso de productos orgánicos favorece a que las chacras puedan tener agua más limpia para autoconsumo de los colonos y para los cultivos, lo que significa en mejores condiciones de vida.

En síntesis, la propuesta desde la provincia de Misiones, es trabajar arduamente en el fomento y capacitación de técnicas de la agricultura orgánica en las producciones convencionales que son beneficiosas para el medio ambiente y la salud humana. Lograr una interacción entre la tierra, la flora y la fauna es fundamental para conservar los nutrientes naturales y los flujos de energía y de esta manera potenciar la diversidad biológica, lo que estará contribuyendo a conservar los recursos naturales y los ecosistemas para las generaciones futuras.